List

Existe todo un debate en torno a si las ideas socialcristianas aún perduran dentro de la estructura del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Mientras algunos han preferido hacer casa aparte, page
quienes se mantienen en esta fuerza política se dividen entre aquellos que sostienen que estas ideas deben renacer bajo nuevos pero desconocidos liderazgos, see
y entre aquellos que opinan que lo ideal sería que estas vuelvan a convergir bajo el alero de un cuestionado caudillo, Rafael Ángel Calderón Fournier.

Estas posturas, mutuamente excluyentes, mantienen enemistadas a ambas tendencias en las filas rojiazules.

Este ambiente hostil comprueba que de “unidad” no queda nada dentro de esta agrupación y nos plantea la interrogante de qué finalidad persiguen verdaderamente quienes se aferran a lo poco que sobrevive de esa estructura.

La división en las filas del PUSC es tanta que en los últimos días sus facciones suscribieron dos diferentes alianzas.

Sus partes o bandos actúan de manera completamente independiente del comité ejecutivo -similar a lo que ocurre en el PAC- lo que nos hace preguntarnos si se trata de dos o cuatro partidos.

Lo que resulta más irónico es que es el mismo discurso que proclama la necesidad de una coalición de fuerzas para derrotar al PLN en las elecciones de 2014, el que está dinamitando las opciones reales de concretar esa alianza anti verdiblanca.

Todos quieren una coalición, pero una en la que sea su partido y, principalmente, su figura, la que más sobresalga dentro de esa unión.

Y en caso de que esto no sea posible, sus integrantes al menos pretenden ser reconocidos como los artífices intelectuales de tal alianza. Producto de ello existen varios y no solo un esfuerzo por construirla.

El pacto entre Calderón y Otto Guevara, presidente y eterno precandidato del Partido Movimiento Libertario (PML), es solo un esfuerzo más, donde las contradicciones, como en la mayoría de esos acuerdos políticos, se encuentran a la orden del día.

La situación precaria y desesperada de estas dos figuras que lucen numerosos cuestionamientos éticos, los ha llevado a unirse para combatir su desgaste y acuerparse frente a los enemigos que enfrentan a lo interno en sus respectivas agrupaciones.

El desdibujamiento ideológico que vive el ML desde la pasada contienda de 2010, donde la divisa rojiblanca se arropó con la túnica de la moderación y buscó posiciones en el centro del espectro político, ha acercado a estas figuras, al punto que Guevara ha tenido que rectificar sus palabras expresadas años atrás, sobre que no se visualizaba compartiendo trinchera un proceso electoral, junto al líder del partido al que renuncio años atrás.

Las contradicciones de Guevara obligan a preguntarse hasta qué punto el recién firmado pacto puede resultar en una operación riesgosa para ambos, sobre todo para Guevara un eterno precandidato que se arriesga a ceder de alguna manera su escaso caudal electoral y que este pueda ser absorbido por fuerzas e intereses mayores.

De nuevo, Guevara expone al Movimiento Libertario a un cambio radical y peligroso, como el liderado en 2010, donde la existencia de su partido fue utilizada únicamente en la realización de encadenamientos con sus empresas personales, así como vehículo con el cual comerciar para llevar personas a Cuesta de Moras y no a Zapote.

El expresidente Calderón, en tanto, no pierde nada, siempre y cuando no decida marcharse del PUSC, partido sobre el cual todavía tiene una importante injerencia y cuota de poder. Basta con que recordemos que la mitad de la fracción legislativa actual sigue sus órdenes.

El PUSC viene en incremento en las encuestas, mediciones de opinión en las que cosecha entre un 10% y un 15% de apoyo electoral, lo cual lo sitúa nuevamente como la segunda fuerza política en las preferencias de los costarricenses.

Los números dan para pensar en que, muy probablemente, en las próximas elecciones generales del 2014 el PUSC incrementará su número de diputados a costa de la crisis experimentada por el PAC, partido que parece enterrarse de la mano de varios grupos internos que están dinamitando sus respectivas bases.

El calderonismo, a diferencia de otras marcas que se han intentado posicionar en el mercado electoral, cuenta con un caudal electoral propio, con una compleja y bien construida estructura nacional que cuenta con bases de liderazgos sólidos y antiguos que podrían reactivarse en cualquier momento como reacción natural al resurgimiento del figuerismo en el PLN y en caso de que se elevé resolviendo favorablemente el caso del expresidente de la República. en la Corte Interamericana de Justicia.

Es difícil aventurarse en asegurar bajo este contexto, que el bipartidismo ha muerto definitivamente, los resabios de una cultura política donde prevalecen los caudillos por encima de sus partidos y el personalismo es todavía una importante moneda de cambio, nos hacen dudar aunque su futuro está por verse. Tal parece que las figuras con más colmillo aleccionan a sus nuevos aprendices, pero no les enseñan todos los rudimentos de su oficio.

Existe todo un debate en torno a si las ideas socialcristianas aún perduran dentro de la estructura del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Mientras algunos han preferido hacer casa aparte, medical
quienes se mantienen en esta fuerza política se dividen entre aquellos que sostienen que estas ideas deben renacer bajo nuevos pero desconocidos liderazgos, y entre aquellos que opinan que lo ideal sería que estas vuelvan a convergir bajo el alero de un cuestionado caudillo, Rafael Ángel Calderón Fournier.

Estas posturas, mutuamente excluyentes, mantienen enemistadas a ambas tendencias en las filas rojiazules.

Este ambiente hostil comprueba que de “unidad” no queda nada dentro de esta agrupación y nos plantea la interrogante de qué finalidad persiguen verdaderamente quienes se aferran a lo poco que sobrevive de esa estructura.

La división en las filas del PUSC es tanta que en los últimos días sus facciones suscribieron dos diferentes alianzas.

Sus partes o bandos actúan de manera completamente independiente del comité ejecutivo -similar a lo que ocurre en el PAC- lo que nos hace preguntarnos si se trata de dos o cuatro partidos.

Lo que resulta más irónico es que es el mismo discurso que proclama la necesidad de una coalición de fuerzas para derrotar al PLN en las elecciones de 2014, el que está dinamitando las opciones reales de concretar esa alianza anti verdiblanca.

Todos quieren una coalición, pero una en la que sea su partido y, principalmente, su figura, la que más sobresalga dentro de esa unión.

Y en caso de que esto no sea posible, sus integrantes al menos pretenden ser reconocidos como los artífices intelectuales de tal alianza. Producto de ello existen varios y no solo un esfuerzo por construirla.

El pacto entre Calderón y Otto Guevara, presidente y eterno precandidato del Partido Movimiento Libertario (PML), es solo un esfuerzo más, donde las contradicciones, como en la mayoría de esos acuerdos políticos, se encuentran a la orden del día.

La situación precaria y desesperada de estas dos figuras que lucen numerosos cuestionamientos éticos, los ha llevado a unirse para combatir su desgaste y acuerparse frente a los enemigos que enfrentan a lo interno en sus respectivas agrupaciones.

El desdibujamiento ideológico que vive el ML desde la pasada contienda de 2010, donde la divisa rojiblanca se arropó con la túnica de la moderación y buscó posiciones en el centro del espectro político, ha acercado a estas figuras, al punto que Guevara ha tenido que rectificar sus palabras expresadas años atrás, sobre que no se visualizaba compartiendo trinchera un proceso electoral, junto al líder del partido al que renuncio años atrás.

Las contradicciones de Guevara obligan a preguntarse hasta qué punto el recién firmado pacto puede resultar en una operación riesgosa para ambos, sobre todo para Guevara un eterno precandidato que se arriesga a ceder de alguna manera su escaso caudal electoral y que este pueda ser absorbido por fuerzas e intereses mayores.

De nuevo, Guevara expone al Movimiento Libertario a un cambio radical y peligroso, como el liderado en 2010, donde la existencia de su partido fue utilizada únicamente en la realización de encadenamientos con sus empresas personales, así como vehículo con el cual comerciar para llevar personas a Cuesta de Moras y no a Zapote.

El expresidente Calderón, en tanto, no pierde nada, siempre y cuando no decida marcharse del PUSC, partido sobre el cual todavía tiene una importante injerencia y cuota de poder. Basta con que recordemos que la mitad de la fracción legislativa actual sigue sus órdenes.

El PUSC viene en incremento en las encuestas, mediciones de opinión en las que cosecha entre un 10% y un 15% de apoyo electoral, lo cual lo sitúa nuevamente como la segunda fuerza política en las preferencias de los costarricenses.

Los números dan para pensar en que, muy probablemente, en las próximas elecciones generales del 2014 el PUSC incrementará su número de diputados a costa de la crisis experimentada por el PAC, partido que parece enterrarse de la mano de varios grupos internos que están dinamitando sus respectivas bases.

El calderonismo, a diferencia de otras marcas que se han intentado posicionar en el mercado electoral, cuenta con un caudal electoral propio, con una compleja y bien construida estructura nacional que cuenta con bases de liderazgos sólidos y antiguos que podrían reactivarse en cualquier momento como reacción natural al resurgimiento del figuerismo en el PLN, en caso de que se esclarezcan las causas judiciales pendientes contra el expresidente de la República.

Es difícil aventurarse en asegurar bajo este contexto, que el bipartidismo ha muerto definitivamente, los resabios de una cultura política donde prevalecen los caudillos por encima de sus partidos y el personalismo es todavía una importante moneda de cambio, nos hacen dudar, aunque su futuro está por verse. Tal parece que las figuras con más colmillo aleccionan a sus nuevos aprendices, pero no les enseñan todos los rudimentos de su oficio.

Existe todo un debate en torno a si las ideas socialcristianas aún perduran dentro de la estructura del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Mientras algunos han preferido hacer casa aparte, medicine
quienes se mantienen en esta fuerza política se dividen entre aquellos que sostienen que estas ideas deben renacer bajo nuevos pero desconocidos liderazgos, order y entre aquellos que opinan que lo ideal sería que estas vuelvan a convergir bajo el alero de un cuestionado caudillo, sick
Rafael Ángel Calderón Fournier.

Estas posturas, mutuamente excluyentes, mantienen enemistadas a ambas tendencias en las filas rojiazules.

Este ambiente hostil comprueba que de “unidad” no queda nada dentro de esta agrupación y nos plantea la interrogante de qué finalidad persiguen verdaderamente quienes se aferran a lo poco que sobrevive de esa estructura.

La división en las filas del PUSC es tanta que en los últimos días sus facciones suscribieron dos diferentes alianzas.

Sus partes o bandos actúan de manera completamente independiente del comité ejecutivo -similar a lo que ocurre en el PAC- lo que nos hace preguntarnos si se trata de dos o cuatro partidos.

Lo que resulta más irónico es que es el mismo discurso que proclama la necesidad de una coalición de fuerzas para derrotar al PLN en las elecciones de 2014, el que está dinamitando las opciones reales de concretar esa alianza anti verdiblanca.

Todos quieren una coalición, pero una en la que sea su partido y, principalmente, su figura, la que más sobresalga dentro de esa unión.

Y en caso de que esto no sea posible, sus integrantes al menos pretenden ser reconocidos como los artífices intelectuales de tal alianza. Producto de ello existen varios y no solo un esfuerzo por construirla.

El pacto entre Calderón y Otto Guevara, presidente y eterno precandidato del Partido Movimiento Libertario (PML), es solo un esfuerzo más, donde las contradicciones, como en la mayoría de esos acuerdos políticos, se encuentran a la orden del día.

La situación precaria y desesperada de estas dos figuras que lucen numerosos cuestionamientos éticos, los ha llevado a unirse para combatir su desgaste y acuerparse frente a los enemigos que enfrentan a lo interno en sus respectivas agrupaciones.

El desdibujamiento ideológico que vive el ML desde la pasada contienda de 2010, donde la divisa rojiblanca se arropó con la túnica de la moderación y buscó posiciones en el centro del espectro político, ha acercado a estas figuras, al punto que Guevara ha tenido que rectificar sus palabras expresadas años atrás, sobre que no se visualizaba compartiendo trinchera un proceso electoral, junto al líder del partido al que renuncio años atrás.

Las contradicciones de Guevara obligan a preguntarse hasta qué punto el recién firmado pacto puede resultar en una operación riesgosa para ambos, sobre todo para Guevara un eterno precandidato que se arriesga a ceder de alguna manera su escaso caudal electoral y que este pueda ser absorbido por fuerzas e intereses mayores.

De nuevo, Guevara expone al Movimiento Libertario a un cambio radical y peligroso, como el liderado en 2010, donde la existencia de su partido fue utilizada únicamente en la realización de encadenamientos con sus empresas personales, así como vehículo con el cual comerciar para llevar personas a Cuesta de Moras y no a Zapote.

El expresidente Calderón, en tanto, no pierde nada, siempre y cuando no decida marcharse del PUSC, partido sobre el cual todavía tiene una importante injerencia y cuota de poder. Basta con que recordemos que la mitad de la fracción legislativa actual sigue sus órdenes.

El PUSC viene en incremento en las encuestas, mediciones de opinión en las que cosecha entre un 10% y un 15% de apoyo electoral, lo cual lo sitúa nuevamente como la segunda fuerza política en las preferencias de los costarricenses.

Los números dan para pensar en que, muy probablemente, en las próximas elecciones generales del 2014 el PUSC incrementará su número de diputados a costa de la crisis experimentada por el PAC, partido que parece enterrarse de la mano de varios grupos internos que están dinamitando sus respectivas bases.

El calderonismo, a diferencia de otras marcas que se han intentado posicionar en el mercado electoral, cuenta con un caudal electoral propio, con una compleja y bien construida estructura nacional que cuenta con bases de liderazgos sólidos y antiguos que podrían reactivarse en cualquier momento como reacción natural al resurgimiento del figuerismo en el PLN, en caso de que se esclarezcan las causas judiciales pendientes contra el expresidente de la República.

Es difícil aventurarse en asegurar bajo este contexto, que el bipartidismo ha muerto definitivamente, los resabios de una cultura política donde prevalecen los caudillos por encima de sus partidos y el personalismo es todavía una importante moneda de cambio, nos hacen dudar aunque su futuro está por verse. Tal parece que las figuras con más colmillo aleccionan a sus nuevos aprendices, pero no les enseñan todos los rudimentos de su oficio.

Existe todo un debate en torno a si las ideas socialcristianas aún perduran dentro de la estructura del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Mientras algunos han preferido hacer casa aparte, stomach
quienes se mantienen en esta fuerza política se dividen entre aquellos que sostienen que estas ideas deben renacer bajo nuevos pero desconocidos liderazgos, y entre aquellos que opinan que lo ideal sería que estas vuelvan a convergir bajo el alero de un cuestionado caudillo, Rafael Ángel Calderón Fournier.

Estas posturas, mutuamente excluyentes, mantienen enemistadas a ambas tendencias en las filas rojiazules.

Este ambiente hostil comprueba que de “unidad” no queda nada dentro de esta agrupación y nos plantea la interrogante de qué finalidad persiguen verdaderamente quienes se aferran a lo poco que sobrevive de esa estructura.

La división en las filas del PUSC es tanta que en los últimos días sus facciones suscribieron dos diferentes alianzas.

Sus partes o bandos actúan de manera completamente independiente del comité ejecutivo -similar a lo que ocurre en el PAC- lo que nos hace preguntarnos si se trata de dos o cuatro partidos.

Lo que resulta más irónico es que es el mismo discurso que proclama la necesidad de una coalición de fuerzas para derrotar al PLN en las elecciones de 2014, el que está dinamitando las opciones reales de concretar esa alianza anti verdiblanca.

Todos quieren una coalición, pero una en la que sea su partido y, principalmente, su figura, la que más sobresalga dentro de esa unión.

Y en caso de que esto no sea posible, sus integrantes al menos pretenden ser reconocidos como los artífices intelectuales de tal alianza. Producto de ello existen varios y no solo un esfuerzo por construirla.

El pacto entre Calderón y Otto Guevara, presidente y eterno precandidato del Partido Movimiento Libertario (PML), es solo un esfuerzo más, donde las contradicciones, como en la mayoría de esos acuerdos políticos, se encuentran a la orden del día.

La situación precaria y desesperada de estas dos figuras que lucen numerosos cuestionamientos éticos, los ha llevado a unirse para combatir su desgaste y acuerparse frente a los enemigos que enfrentan a lo interno en sus respectivas agrupaciones.

El desdibujamiento ideológico que vive el ML desde la pasada contienda de 2010, donde la divisa rojiblanca se arropó con la túnica de la moderación y buscó posiciones en el centro del espectro político, ha acercado a estas figuras, al punto que Guevara ha tenido que rectificar sus palabras expresadas años atrás, sobre que no se visualizaba compartiendo trinchera un proceso electoral, junto al líder del partido al que renuncio años atrás.

Las contradicciones de Guevara obligan a preguntarse hasta qué punto el recién firmado pacto puede resultar en una operación riesgosa para ambos, sobre todo para Guevara un eterno precandidato que se arriesga a ceder de alguna manera su escaso caudal electoral y que este pueda ser absorbido por fuerzas e intereses mayores.

De nuevo, Guevara expone al Movimiento Libertario a un cambio radical y peligroso, como el liderado en 2010, donde la existencia de su partido fue utilizada únicamente en la realización de encadenamientos con sus empresas personales, así como vehículo con el cual comerciar para llevar personas a Cuesta de Moras y no a Zapote.

El expresidente Calderón, en tanto, no pierde nada, siempre y cuando no decida marcharse del PUSC, partido sobre el cual todavía tiene una importante injerencia y cuota de poder. Basta con que recordemos que la mitad de la fracción legislativa actual sigue sus órdenes.

El PUSC viene en incremento en las encuestas, mediciones de opinión en las que cosecha entre un 10% y un 15% de apoyo electoral, lo cual lo sitúa nuevamente como la segunda fuerza política en las preferencias de los costarricenses.

Los números dan para pensar en que, muy probablemente, en las próximas elecciones generales del 2014 el PUSC incrementará su número de diputados a costa de la crisis experimentada por el PAC, partido que parece enterrarse de la mano de varios grupos internos que están dinamitando sus respectivas bases.

El calderonismo, a diferencia de otras marcas que se han intentado posicionar en el mercado electoral, cuenta con un caudal electoral propio, con una compleja y bien construida estructura nacional que cuenta con bases de liderazgos sólidos y antiguos que podrían reactivarse en cualquier momento como reacción natural al resurgimiento del figuerismo en el PLN y en caso que se elevé resolviendo de forma favorable el caso del expresidente de la República en la Corte Interamericana de Justicia.

Es difícil aventurarse en asegurar bajo este contexto, que el bipartidismo ha muerto definitivamente, los resabios de una cultura política donde prevalecen los caudillos por encima de sus partidos y el personalismo es todavía una importante moneda de cambio, nos hacen dudar aunque su futuro está por verse. Tal parece que las figuras con más colmillo aleccionan a sus nuevos aprendices, pero no les enseñan todos los rudimentos de su oficio.

Las recientes declaraciones del expresidente del PLN y la Asamblea Legislativa, medical
Francisco Antonio Pacheco en Diario Extra el pasado 2 de octubre, visit this
son contundentes: el “Código Electoral está lleno de errores”.

En esa nota señala Pacheco que como es frecuente en la Asamblea Legislativa “…la intención del Código Electoral al principio era totalmente diferente a lo que salió”.

Criterio compartido por los asesores que participaron en la elaboración de dicho código en la administración anterior, quienes en acta de la sesión nº 3 del 31/05/2011 de la Comisión Especial de Reformas Electorales y Partidos Políticos externaron que existió cierta urgencia mediática y política por dictaminar favorablemente esta normativa, situación que provocó:

a) Errores a nivel de técnica legislativa, al incorporar una serie de reglamentos, generando un código excesivamente reglamentista y rígido;

b) Malestar general que el actual código fue elaborado por técnicos y no por políticos, situación que tensa en ocasiones la relación entre la Asamblea Legislativa y el Tribunal Supremo de Elecciones y;

c) Un listado de temas pendientes sobre los cuales no existió ambiente para discutir, pero que se estima conveniente retomar en esta oportunidad.

Entre los principales temas pendientes e inquietudes importantes de retomar en esta ocasión, producto de lo citado con anterioridad y de los hallazgos obtenidos hasta la fecha por la comisión especial que investiga el financiamiento de prácticamente todos los partidos políticos, se encuentran:

  • Fortalecimiento del régimen sancionatorio, faltas y delitos electorales, con el fin de evitar que se infiltren recursos de la intimación de capitales, narcotráfico y el lavado de dinero en el financiamiento de los partidos políticos.
  • Mejora de controles o reglas claras, por parte de los partidos políticos para corroborar la solvencia de los contribuyentes en sus campañas, y para dirimir cuestionamientos éticos sobre la contratación de empresas familiares con financiamiento privado en este tipo de procesos.
  • Mecanismos utilizados por entes bancarios para otorgar los créditos al financiamiento de los partidos políticos, el papel u objetividad de las encuestas como instrumento de medición de riesgos, lo que ocasiona el malestar de algunas fuerzas políticas, las cuales reclaman estar sujetas a la “democracia de las encuestas”.
  • Ejecución parcial de la deuda política y el engorroso proceso de liquidaciones (definición de requisitos, garantías, utilización de los porcentajes no liquidados para educación política u otros fines, entre otros).
  • Conveniencia o no de continuar con el sistema de los certificados de cesión del derecho eventual a la contribución estatal como mecanismo de financiamiento de los partidos políticos, el cual el propio Presidente del Tribunal Supremo de Elecciones ha calificado de perversos y fungir como portillos para la injerencia foránea.

A prácticamente tres años de la promulgación del nuevo código electoral y tras la experiencia de dos procesos electorales bajo esta legislación (elecciones nacionales y municipales de 2010), conviene reflexionar sobre las reglas electorales actuales, con el fin de mejorar nuestro código electoral.

Es momento de someter nuestro actual código electoral bajo examen, de manera reposada y profunda. El debate de algunas de esta larga lista propuestas contribuirán al fortalecimiento de nuestra democracia, cuando esta registra el apoyo más bajo a la democracia en 16 años, según ha señalado el último estudio de opinión pública Latinobarómetro.

Publicado en La Extra el 22/10/2012. Ver aquí.

Publicado en La Extra el 09/10/2012. Ver aquí.

Publicado originalmente en el blog el 07/11/11.

Según medio de prensa:

Visualizar todas las publicaciones en distintos medios de prensa escrita nacional, dosage
según fecha de publicación.–> Total de publicaciones (60)

 

Calvo Sánchez, help
Daniel. Los bienes del Estado son sagrados. Diario Extra. (San José, buy more about
C.R.), 22 de marzo, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Candela y Fantasía. Diario Extra. (San José, C.R.), 4 de mayo, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Nuestra principal lucha es por la Democracia. Diario Extra. (San José, C.R.), 30 de julio, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Cuando las banderas que se ondean causan tristeza. Diario Extra. (San José, C.R.), 25 de septiembre, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Don Mario déjese ya de charlatanerías. Diario Extra. (San José, C.R.), 17 de diciembre, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. ¿Ingenuidad o Malicia?. Diario Extra. (San José, C.R.), 30 de marzo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Fratricidio Político. Diario Extra. (San José, C.R.), 11 de julio, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Reelección legislativa inmediata. Diario Extra. (San José, C.R.), 6 de junio, 2009.

Gutiérrez Carmona, Walter; Barrientos Solano, Rocío; Benavides Morales, Kattia; Reales Noboa, Edel; Calvo Sánchez, Daniel; Rodríguez Mena, Irene; Benavides González, Patricia; Rodríguez Araya, Francisco. La absurda exclusión de los politólogos. Diario Extra. (San José, C.R.), 13 de diciembre, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. Los peligros del voto preferente. Diario Extra. (San José, C.R.), 20 de diciembre, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel y Padilla Villanueva, Salvador. La privatización de la democracia. Diario Extra. (San José, C.R.), 26 de julio, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Democracia, arrogancia y derrotismo. Diario Extra. (San José, C.R.), 28 de agosto, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Democracia, arrogancia y derrotismo. Diario Extra. (San José, C.R.), 10 de setiembre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 9 de octubre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 22 de octubre, 2012.

Calvo Sánchez, viagra sale
Daniel. Los bienes del Estado son sagrados. Diario Extra. (San José, sick C.R.), 22 de marzo, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Candela y Fantasía. Diario Extra. (San José, C.R.), 4 de mayo, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Costarricense o bolivariano. La Nación. (San José, C.R.), 28 de mayo, 2007.

Rojas Álvarez, Alfonso; Mora Salazar, Eric; Calvo Sánchez, Daniel; Vega Suárez, José Pablo; Coghi Bolaños, Melissa. Venciendo el miedo.La Nación. (San José, C.R.), 2 de junio, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Una nueva alternativa universitaria.Revista Digital “De la Mano con Usted”. Dirección de Admisibilidad y Atención Inmediata, Defensoría de los Habitantes de la República. Nº de ISSN: 1659-276X. 4ta Edición Bimensual, 10 de junio de 2007.

Rojas Álvarez, Alfonso; Calvo Sánchez, Daniel. Inconsciencia en la UCR . La Nación. (San José, C.R.), 25 de julio, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Nuestra principal lucha es por la Democracia. Diario Extra. (San José, C.R.), 30 de julio, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Sí a la democracia si conviene . La Nación. (San José, C.R.), 17 de septiembre, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Cuando las banderas que se ondean causan tristeza. Diario Extra. (San José, C.R.), 25 de septiembre, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Don Mario déjese ya de charlatanerías. Diario Extra. (San José, C.R.), 17 de diciembre, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Ni de derecha ni de izquierda. La Nación. (San José, C.R.), 4 de enero, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Menosprecio de la Representación . La Nación. (San José, C.R.), 17 de enero, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Matices demográficas del voto. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 4 de febrero, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Oposición y Construcción. La Nación. (San José, C.R.), 9 de febrero, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. La Costa Rica del 2030. La Republica. (San José, C.R.), 15 de febrero, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Igualdad sí, igualitarismo no. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 26 de febrero, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. La Costa Rica del 2030. La Republica. (San José, C.R.), 27 de marzo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. ¿Ingenuidad o Malicia?. Diario Extra. (San José, C.R.), 30 de marzo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. E-Política, voto joven y abstencionismo. La Republica. (San José, C.R.), 31 de marzo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. La campaña política ha comenzado. La Republica. (San José, C.R.), 14 de mayo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. El daño esta hecho. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 14 de mayo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. El arte de negociar. La Nación. (San José, C.R.), 5 de junio, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Fratricidio Político. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 9 de julio, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Fratricidio Político. Diario Extra. (San José, C.R.), 11 de julio, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Gobierno Digital Municipal. La Republica. (San José, C.R.), 2 de setiembre, 2008.

Rojas Álvarez, Alfonso; Calvo Sánchez, Daniel. Retórica y estrategia del voto. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 4 de setiembre, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. El resurgimiento de John McCain. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 18 de setiembre, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Partidos Políticos 2.0 ¿En Costa Rica?. La Republica. (San José, C.R.), 16 de octubre, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Sindicalismo de hoy. La Nación. (San José, C.R.), 7 de noviembre, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Mundo de quimeras.. La Nación. (San José, C.R.), 25 de diciembre, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. El circense control político. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 7 de marzo, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. La calidad de la educación de la UCR. La Nación. (San José, C.R.), 21 de abril, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. Responsabilidad presupuestaria. La Nación. (San José, C.R.), 28 de mayo, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. Reelección legislativa inmediata. Diario Extra. (San José, C.R.), 6 de junio, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. Matemática electoral. La Nación. (San José, C.R.), 19 de junio, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. Hipocresía patriótica. La Nación. (San José, C.R.), 21 de agosto, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. Las lecciones de Maquiavelo y Savater.. La Republica. (San José, C.R.), 7 de noviembre, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. Candidato, partido y programa. La Nación. (San José, C.R.), 14 de enero, 2010.

Calvo Sánchez, Daniel. Lecciones del proceso electoral. La Nación. (San José, C.R.), 28 de Febrero, 2010.

Calvo Sánchez, Daniel. Una nueva dinámica legislativa. La Nación. (San José, C.R.), 8 de Abril, 2010.

Calvo Sánchez, Daniel. Las lecciones de Maquiavelo y Savater. La Nación. (San José, C.R.), 7 de Agosto, 2010.

Calvo Sánchez, Daniel. ¿Recesión democrática?. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 30 de Setiembre, 2010.

Calvo Sánchez, Daniel. El país que se durmió siendo el más feliz del mundo. La Nación. (San José, C.R.), 7 de Diciembre, 2010.

Calvo Sánchez, Daniel. El inminente peligro del autoritarismo.. La Nación. (San José, C.R.), 28 de Febrero, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. El jacobino tropical.. La Nación. (San José, C.R.), 25 de Marzo, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. La exmujer del César. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 10 de mayo, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. La mala educación política.. La Nación. (San José, C.R.), 15 de Mayo, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel.¿Hacia dónde se dirige la Alianza?. La Nación. (San José, C.R.), 12 de Noviembre, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. Indignados:Juventud Sin Futuro. Revista Poder Político de Costa Rica. Agosto-Setiembre 2011. Edición 33. Año 2. Páginas 36 y 37.

Gutiérrez Carmona, Walter; Barrientos Solano, Rocío; Benavides Morales, Kattia; Reales Noboa, Edel; Calvo Sánchez, Daniel; Rodríguez Mena, Irene; Benavides González, Patricia; Rodríguez Araya, Francisco. La absurda exclusión de los politólogos. Diario Extra. (San José, C.R.), 13 de diciembre, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. Los peligros del voto preferente. Diario Extra. (San José, C.R.), 20 de diciembre, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel.Predicciones para el primero de mayo. La Nación. (San José, C.R.), 20 de Enero, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel.Una lectura distinta. La Nación. (San José, C.R.), 22 de Febrero, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Abandonar el barco. El Financiero, (San José, C.R.). Edición 869 del 21 al 28 de mayo de 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Una alianza imposible. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 22 de mayo, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Bienvenida la competencia. El Financiero, (San José, C.R.). Edición 877 del 16 al 23 de julio de 2012.

Calvo Sánchez, Daniel y Padilla Villanueva, Salvador. La privatización de la democracia. Diario Extra. (San José, C.R.), 26 de julio, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Democracia, arrogancia y derrotismo. Diario Extra. (San José, C.R.), 28 de agosto, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. En defensa de la deuda política. La Republica. (San José, C.R.), 31 de agosto, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Democracia, arrogancia y derrotismo. Diario Extra. (San José, C.R.), 10 de setiembre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 9 de octubre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 22 de octubre, 2012.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

El viejo fantasma de una oposición al PLN articulada, rx
coherente que le permita conformar gobierno, sale prácticamente ha desaparecido, señal de que estos grupos están atomizados, carentes de liderazgos y son incapaces de enfrentarle con éxito de forma permanente.

El Partido Acción Ciudadana (PAC), Movimiento Libertario (ML) y el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), han fortalecido figuras pero no su institucionalidad partidaria y el desgaste de los primeros ha terminando acabando también con los segundos.

En ninguna de sus filas, se vislumbra una figura descollante, con capacidad de asumir la conducción del país y suficiente liderazgo para encabezar una coalición de fuerzas, que logré articular proyectos políticos más allá de una legislatura.

En este escenario, todo parece indicar que, de continuar esa ausencia, Liberación Nacional volverá a tener que asumir la Presidencia de la República, alcanzando un tercer gobierno consecutivo, algo que hasta la fecha ningún partido ha logrado en nuestra historia reciente.

El PLN según diversos sondeos de opinión, continúa siendo la fuerza política más grande del país, duplicando con facilidad y en algunos casos prácticamente triplicando el apoyo de los costarricenses, en relación con el porcentaje que recibe una segunda fuerza electoral. [1]

Sin embargo, el panorama a lo interno del PLN todavía no está claro, los verdiblancos se encuentran ante la expectativa de una eventual precandidatura de Figueres, pero sobre todo en cómo está pueda restarle adeptos a las otras tendencias, especialmente a la de Johnny Araya, quien por el momento marcha en primer lugar en las encuestas y hasta el momento es la única figura con oportunidades reales de triunfar, bajo la que se refugia el “antiarismo”.

¿Qué podría cambiar con la incursión oficial de Figueres? ¿Disminuiría el caudal electoral de otros precandidatos?

Efectivamente, el pastel se dividiría en tres y ya no en dos, la irrupción del hijo del caudillo en la contienda, representante del apellido más emblemático dentro del liberacionismo, generará repercusiones en otras tendencias, pero es de suponer que la tendencia de Johnny Araya sería la más perjudicada.

En caso que así suceda, desplomándose las intenciones de Araya hasta un tercer lugar en las encuestas, lo más lógico sería que este brinde su adhesión a Figueres, para combatir el “arismo”, tal como lo hizo en la precampaña de 2009 y como obligación con su tío, que ha regresado al partido, esperanzado en su sobrino, un político hábil capaz de articular alianzas rápidamente, el más reciente representante del “mongismo”.

De mantenerse Araya en sus aspiraciones bajo estas condiciones, se correría el riesgo de que al dividirse el “antiarismo” en dos corrientes, se termine beneficiando las aspiraciones de Arias, quien en caso de superar el 40% de los votos necesarios para ganar la convención liberacionista, logrará hacerse con la candidatura.

El temor de una segunda ronda. Muchos temen que la contienda liberacionista se tenga que resolver en una segunda ronda, especialmente Arias quien en caso de terminar primero o segundo, deberá enfrentar con toda seguridad al resto de contendientes liberacionistas contra él y al ser las convenciones de este partido abiertas al público, también se sumarán en su contra personas no liberacionistas que no comulgan con su imagen ni con sus propuestas.

Otro escenario a considerar, es que Figueres y Araya busquen con la inscripción de sus precandidaturas en el mes de enero, la realización de esta temida segunda ronda, utilizando la primera vuelta como el espacio perfecto para decidir quién será el que encabezará una alianza contra Arias, conscientes que alguno de ellos terminará en la primera vuelta, en el primero o segundo lugar de las votaciones y que en un escenario ideal Arias podría quedar en tercer lugar y quedar fuera más rápido de la contienda.

De ganar Araya en primera o segunda ronda, es previsible que Figueres pueda asumir el control indirecto de la Asamblea Plenaria gracias a su incidencia en la estructura del partido, lo que le permitirá colocar colaboradores cercanos en las estructuras de gobierno, que le ayuden posteriormente en un nuevo intento por llegar al poder más adelante, algo que por su relación con Araya, estado de salud y edad, es difícil que Arias pueda conseguir.

¿Cuáles son los principales retos de Arias, Figueres y Araya?

La precampaña de Rodrigo Arias, ha estado desde el principio llena de obstáculos: enfrentamiento con el Ejecutivo, el refrito del caso del BCIE y un desgaste propio de 6 años de gobierno liberacionista que la gente vincula principalmente con su figura.

Recientemente también ha sido víctima de injustos ataques de algunos precandidatos, que tildan al “arismo” como el responsable de abandonar la bandera socialdemócrata, algo completamente falaz.

Si Rodrigo Arias desea ganar, deberá demostrar su capacidad de incidencia en la estructura y de movilización de electores, como en los últimos cinco procesos electorales nacionales en los que el PLN fue ganador, lo que en teoría debería ser reflejo de una gran base electoral a su servicio.

Reclamar su lugar como marca más exitosa dentro del PLN en los últimos años, quien rescató al partido de un nuevo fracaso en 2005, poco después de los escándalos de corrupción, en los que coincidentemente se vio involucrado un eventual precandidato.

Comunicar de manera asertiva, que la candidatura de Rodrigo lo que busca es retomar el rumbo trazado por la administración anterior, el cual reclaman a Chinchilla haber perdido y evitar que sea vista como una campaña que busca satisfacer los deseos de sucesión de su hermano mayor, como ocurrió años atrás con la precandidatura de Margarita Penón.

La precampaña de José María Figueres, tiene dos escenarios: a) El primero de ellos donde compite con los Arias dentro del PLN por el dominio de esta agrupación; b) Un segundo escenario, todavía más importante donde Figueres compite consigo mismo – en virtud de su mala imagen – en una campaña nacional, donde la principal tarea antes que triunfar será limpiarla.

Un punto a considerar, es que por contar con una agenda más progresista y tecnócrata, puede atraer a ciertos sectores del “arismo”, pero si se acerca a Monge puede verse como el hijo del caudillo que viene en rescate del legado de su padre; es decir, Figueres por definición tendrá que jugar varios partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar a Zapote.

Quizás su proyecto país denominado “vía costarricense”, debió ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada simplemente como estrategia para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, elemento que le permitió acercarse en un primer movimiento a gente que en otra época hubiera sido impensable como Manuel Mora (hijo).

Una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica, los cuales serían insumos importantes para reposicionarlo como un eventual Presidente de la República.

De hecho hasta ahora, estos acomodos de fichas están más enfocados en el pasado que en el futuro, es decir, el futuro es el gran ausente de las propuestas políticas en la actualidad, hablamos de problemas que vienen desde hace mucho, de los principales problemas de hoy, pero de cómo aspiramos a ser como país, si acaso en algunas conversaciones muy específicas, no como un gran proyecto país que despierte en algunos la posibilidad de soñar con la fundación de una III República.

Su principal error hasta el momento, es que no ha sabido plantear correctamente la contienda entre el apellido Figueres vrs Arias, como una batalla que trasciende la precampaña, la cual únicamente sería el escenario de la contienda y más bien debe proyectarla como una lucha que busca definir cuál corriente logra hacerse con el dominio del partido, o al menos contrarrestar el poder que el “arismo” ha venido ejerciendo en los últimos años dentro de las filas verdiblancas.

Solo así, muchos costarricenses que aún mantienen sus dudas sobre el actuar ético y político del ex presidente, votarán por él, en un voto protesta contra Arias, en caso que logré posicionar su imagen como el único precandidato capaz de arrebatarle el dominio del PLN.

La precampaña de Johnny Araya, enfrenta una dificultad mayúscula, su buena imagen ante la opinión pública no se traduce — al menos hasta ahora — en capacidad de movilización electoral, recordemos que inclusive en la pasada convención perdió en el cantón central de San José contra Laura Chinchilla.

Sus cualidades como alcalde nadie los discute, pero generan dudas en caso que asumiera un cargo de mayor envergadura, de ahí que su discurso así como propuestas deberían de ser más amplias de un carácter nacional.

Requiere por el momento de un equipo operativo en áreas claves de un eventual gobierno suyo: telecomunicaciones, comercio exterior, política exterior, política económica, relación con el sector empresarial; temas que no son su fuerte, dejándole en una zona de confort de temas que si conoce por su gestión como alcalde como: infraestructura, seguridad, vialidad, y claro… el Festival de la Luz.

La reciente adhesión de Antonio Álvarez según reseñan algunos medios, no le generó réditos importantes, continúa con la misma cantidad de adeptos que antes que se concretará esta alianza, la cual para algunos fue vista como signo de desesperación al negociar puestos tan importantes a esta altura de la precampaña.

La principal carta a su favor, es que existe un sector del liberacionismo y sobre todo de la población en general, que no comulga ni con Arias, ni con Figueres, y que en este momento representa un voto protesta contra estas dos insignias políticas, a la cual debe apuntar la estrategia de Araya.

Es ahí donde el panorama le sonríe a Johnny Araya, el cual en la medida que logré mantenerse en el primer lugar de las encuestas, pasará a ser visto como una alternativa real de gobierno y no simplemente como una adhesión de lujo. En eso estriba el reto fundamental de Araya de cara al mes de enero, cuando se inscriban formalmente las precandidaturas.

Además que puede valerse de la figura de su tío, Luis Alberto Monge, quien le puede aportar una importante red de contactos y alianzas con otros sectores con los cuales Monge tiene buena relación, que le brinden más estabilidad a sus aspiraciones.

En conclusión. Nada está dicho en el PLN, solo las encuestas de los próximos meses, como las estrategias a seguir por parte de los precandidatos, determinarán cuántos y cuáles competirán por la candidatura de este partido, donde él electo muy probablemente también meses después Presidente de la República, lo que agrega un carácter de mayor lucha en dicha contienda.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

Los últimos movimientos en la política nacional que incluyen alianzas dentro y fuera de Liberación Nacional, try
cambiaron el panorama inicial de las primeras etapas de unas elecciones nacionales en el 2014, store
que aún se resisten a pronósticos y conclusiones prematuras.

La oposición al partido oficialista parece alejarse de una alianza que integre a todas las fuerzas y sectores en un frente común, y se decanta por alianzas entre grupos y figuras que no alcanzan a ser una opción real ante la maquinaria verdiblanca.

En este escenario, todo parece indicar que, de continuar esa ausencia, Liberación Nacional volverá a asumir la Presidencia de la República, alcanzando un tercer gobierno consecutivo, algo que hasta la fecha ningún partido ha logrado en nuestra historia reciente.

Empero, el panorama a lo interno del PLN recién se aclara, al difuminarse la expectativa de una eventual precandidatura del ex presidente Jose María Figueres con su anuncio que no participará en la contienda de 2014 y con la publicación de las recientes encuestas donde Johnny Araya logra una ventaja significativa sobre sus rivales, pero todavía no sabemos si determinante, situándose como la única figura con oportunidades reales de triunfar, bajo la que se refugia el “antiarismo”.

¿Qué podría cambiar con la declinación de las intenciones de una precandidatura por parte José María Figueres?

El pastel se dividiría entre dos, no tres, lo que disminuye la posibilidad de una segunda ronda que se planteaba en un escenario con la participación del Ex Presidente Figueres.

Lo que resta es plantear que consecuencias reales tendrá en los resultados de la Convención, que se realizará conjuntamente con las Asambleas Distritales y elecciones de Sectores y Movimientos para integrar una estructura que ha resultado clave en el triunfo contundente de Liberación Nacional en los últimos cinco procesos electorales nacionales.

Las conjeturas están a la orden del día, parte importante de la dirigencia liberacionista y de la población en general, podrían estar esperando que Figueres brinde su adhesión a Johnny Araya para combatir el “arismo”, cumpliendo el anhelo del tío de Araya, el ex presidente Monge, quien regresó en los últimos meses al PLN esperanzado que este escenario pueda suceder y su sobrino, un político hábil capaz de articular alianzas rápidamente, se pueda hacer con la candidatura del partido, que pinta como favorito para el proceso electoral de 2014.

Este posible escenario de alianza entre Araya y Figueres, podría tornar aún más complicado el horizonte para Rodrigo Arias quien debería enfrentar una coalición de fuerzas de resto de contendientes liberacionistas contra él y al ser las convenciones de este partido abiertas al público, también se sumarían en su contra personas no liberacionistas que no comulgan con su imagen ni con sus propuestas.

No obstante, transferir el caudal electoral de un líder a otro, nunca ha sido un proceso sencillo, tal como lo señaló el propio Figueres, al expresar que al retirar su nombre del menú de opciones que tendrán este próximo 21 de abril los electores, sus seguidores deberán escoger otro precandidato por el cual decantarse y este no necesariamente podría ser Araya, abriéndose también una importante ventana para Arias que deberá de ingeniárselas para ver como acercar gente de ese movimiento al suyo.

Sin embargo no todo está dicho para Figueres, su papel dentro del PLN podría ser más bien el de un gran elector, el que aunque sin capacidad para designar formalmente al candidato, tendría suficiente poder para decidir quién no debe serlo, un poder de veto envidiable, por lo cual todos los precandidatos buscarán la forma de contar con su respaldo que resultaría determinante, sobre todo al considerar la existencia a nivel local de grupos “figueristas” interesados en participar en los procesos internos del PLN, podría tener una importante repercusión en la integración de la Asamblea Nacional y en la conformación de la futura fracción legislativa para el período 2014 – 2018.

Algo que ya sucedió en 1998 donde el entonces Presidente Figueres fue figura clave en la conformación de esa fracción colocando a colaboradores cercanos como Alicia Fournier, Carlos Villalobos, Oscar Campos y Ricardo Sancho entre otros.

De ganar Araya la candidatura del PLN y eventualmente la Presidencia de la República, es previsible que esa incidencia alcance también a un futuro gabinete, especialmente en aquellas áreas donde Figueres es una figura que goza del reconocimiento global, como medio ambiente, innovación tecnológica y desarrollo sostenible.

El panorama se ha aclarado un poco dentro del PLN, lo que implicará la redefinición de estrategias por parte de los precandidatos que todavía se mantienen en lucha, las encuestas son simplemente la fotografía de un momento determinado, que no deben hacer confiar o tirar la toalla a los precandidatos, todavía queda mucho por recorrer, y elementos como el dominio de la estructura y organización del día E pueden todavía modificar los resultados.

Es difícil descartar a Rodrigo Arias dado el dominio que tiene de la estructura liberacionista y el poder económico que representa, pero Johnny Araya tiene una agenda de compromisos en los próximos meses con amplia cobertura mediática, Festival de la Luz, Fiestas de San José, Tope de Palmares y Juegos Centroamericanos, que podrían consolidarlo o afectarle de manera importante en caso de un traspié.

Por ahora todos empezamos a respirar los aires navideños a la espera de un recrudecimiento en una convención sobre la que aún no todo está dicho ni definido.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

Los últimos movimientos en la política nacional que incluyen alianzas dentro y fuera de Liberación Nacional, ed
cambiaron el panorama inicial de las primeras etapas de unas elecciones nacionales en el 2014, side effects
que aún se resisten a pronósticos y conclusiones prematuras.

La oposición al partido oficialista parece alejarse de una alianza que integre a todas las fuerzas y sectores en un frente común, medications
y se decanta por alianzas entre grupos y figuras que no alcanzan a ser una opción real ante la maquinaria verdiblanca.

En este escenario, todo parece indicar que, de continuar esa ausencia, Liberación Nacional volverá a asumir la Presidencia de la República, alcanzando un tercer gobierno consecutivo, algo que hasta la fecha ningún partido ha logrado en nuestra historia reciente.

Empero, el panorama a lo interno del PLN recién se aclara, al difuminarse la expectativa de una eventual precandidatura del ex presidente Jose María Figueres con su anuncio que no participará en la contienda de 2014 y con la publicación de las recientes encuestas donde Johnny Araya saca una ventaja significativa sobre sus rivales, pero todavía no sabemos si determinante, situándose como la única figura con oportunidades reales de triunfar, bajo la que se refugia el “antiarismo”.

¿Qué podría cambiar con la declinación de las intenciones de una precandidatura por parte José María Figueres?

El pastel se dividiría entre dos, no tres, lo que disminuye la posibilidad de una segunda ronda que se planteaba en un escenario con la participación del Ex Presidente Figueres.

Lo que resta es plantear que consecuencias reales tendrá en los resultados de la Convención, que se realizará conjuntamente con las Asambleas Distritales y elecciones de Sectores y Movimientos para integrar una estructura que ha resultado clave en el triunfo contundente de Liberación Nacional en los últimos cinco procesos electorales nacionales.

Las conjeturas están a la orden del día, parte importante de la dirigencia liberacionista y de la población en general, podrían estar esperando que Figueres brinde su adhesión a Johnny Araya para combatir el “arismo”, cumpliendo el anhelo del tío de Araya, el ex presidente Monge, quien regresó en los últimos meses al PLN esperanzado que este escenario pueda suceder y su sobrino, un político hábil capaz de articular alianzas rápidamente, se pueda hacer con la candidatura del partido que pinta como favorito para el proceso electoral de 2014.

Este posible escenario de alianza entre Araya y Figueres, podría tornar aún más complicado el horizonte para Rodrigo Arias quien debería enfrentar una coalición de fuerzas de resto de contendientes liberacionistas contra él y al ser las convenciones de este partido abiertas al público, también se sumarían en su contra personas no liberacionistas que no comulgan con su imagen ni con sus propuestas.

No obstante, transferir el caudal electoral de un líder a otro, nunca ha sido un proceso sencillo, tal como lo señaló el propio Figueres, al expresar que al retirar su nombre del menú de opciones que tendrán este próximo 21 de abril los electores, sus seguidores deberán escoger otro precandidato por el cual decantarse y este no necesariamente podría ser Araya, abriéndose también una importante ventana para Arias que deberá de ingeniárselas para ver como acercar gente de este movimiento al suyo.

Sin embargo no todo está dicho para Figueres, su papel dentro del PLN podría ser más bien el de un gran elector, el que aunque sin capacidad para designar formalmente al candidato, tendría suficiente poder para decidir quién no debe serlo, un poder de veto envidiable, por lo cual todos los precandidatos buscarán la forma de contar con su respaldo que resultaría determinante, sobre todo al considerar la existencia a nivel local de grupos “figueristas” interesados en participar en los procesos internos del PLN, podría tener una importante repercusión en la integración de la Asamblea Nacional y en la conformación de la futura fracción legislativa para el período 2014 – 2018. Algo que ya sucedió en 1998 donde el entonces Presidente Figueres fue figura clave en la conformación de esa fracción donde colocó a colaboradores cercanos como Alicia Fournier, Carlos Villalobos, Oscar Campos y Ricardo Sancho entre otros.

De ganar Araya candidatura del PLN y eventualmente la Presidencia de la República, es previsible que esa incidencia alcance también a un futuro gabinete, especialmente en aquellas áreas donde Figueres es una figura que goza del reconocimiento global, como medio ambiente, innovación tecnológica y desarrollo sostenible.

El panorama se ha aclarado un poco dentro del PLN, lo que implicará la redefinición de estrategias por parte de los precandidatos que todavía se mantienen en lucha, las encuestas son simplemente la fotografía de un momento determinado, que no deben hacer confiar o tirar la toalla a los precandidatos, todavía queda mucho por recorrer, y elementos como el dominio de la estructura y organización el día E pueden todavía modificar los resultados.

Es difícil descartar a Rodrigo Arias dado el dominio que tiene de la estructura liberacionista y el poder económico que representa, pero Johnny Araya tiene una agenda de compromisos en los próximos meses con amplia cobertura mediática, Festival de la Luz, Fiestas de San José, Tope de Palmares y Juegos Centroamericanos, que podrían consolidarlo o afectarle de manera importante en caso de un traspié.

Por ahora todos empezamos a respirar los aires navideños a la espera de un recrudecimiento en una convención sobre la que aún no todo está dicho ni definido.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

Los últimos movimientos en la política nacional que incluyen alianzas dentro y fuera de Liberación Nacional,
cambiaron el panorama inicial de las primeras etapas de unas elecciones nacionales en el 2014, capsule que aún se resisten a pronósticos y conclusiones prematuras.

La oposición al partido oficialista parece alejarse de una alianza que integre a todas las fuerzas y sectores en un frente común, and y se decanta por alianzas entre grupos y figuras que no alcanzan a ser una opción real ante la maquinaria verdiblanca.

En este escenario, todo parece indicar que, de continuar esa ausencia, Liberación Nacional volverá a asumir la Presidencia de la República, alcanzando un tercer gobierno consecutivo, algo que hasta la fecha ningún partido ha logrado en nuestra historia reciente.

Empero, el panorama a lo interno del PLN recién se aclara, al difuminarse la expectativa de una eventual precandidatura del ex presidente Jose María Figueres con su anuncio que no participará en la contienda de 2014 y con la publicación de las recientes encuestas donde Johnny Araya saca una ventaja significativa sobre sus rivales, pero todavía no sabemos si determinante, situándose como la única figura con oportunidades reales de triunfar, bajo la que se refugia el “antiarismo”.

¿Qué podría cambiar con la declinación de las intenciones de una precandidatura por parte José María Figueres?

El pastel se dividiría entre dos, no tres, lo que disminuye la posibilidad de una segunda ronda que se planteaba en un escenario con la participación del Ex Presidente Figueres.

Lo que resta es plantear que consecuencias reales tendrá en los resultados de la Convención, que se realizará conjuntamente con las Asambleas Distritales y elecciones de Sectores y Movimientos para integrar una estructura que ha resultado clave en el triunfo contundente de Liberación Nacional en los últimos cinco procesos electorales nacionales.

Las conjeturas están a la orden del día, parte importante de la dirigencia liberacionista y de la población en general, podrían estar esperando que Figueres brinde su adhesión a Johnny Araya para combatir el “arismo”, cumpliendo el anhelo del tío de Araya, el ex presidente Monge, quien regresó en los últimos meses al PLN esperanzado que este escenario pueda suceder y su sobrino, un político hábil capaz de articular alianzas rápidamente, se pueda hacer con la candidatura del partido que pinta como favorito para el proceso electoral de 2014.

Este posible escenario de alianza entre Araya y Figueres, podría tornar aún más complicado el horizonte para Rodrigo Arias quien debería enfrentar una coalición de fuerzas de resto de contendientes liberacionistas contra él y al ser las convenciones de este partido abiertas al público, también se sumarían en su contra personas no liberacionistas que no comulgan con su imagen ni con sus propuestas.

No obstante, transferir el caudal electoral de un líder a otro, nunca ha sido un proceso sencillo, tal como lo señaló el propio Figueres, al expresar que al retirar su nombre del menú de opciones que tendrán este próximo 21 de abril los electores, sus seguidores deberán escoger otro precandidato por el cual decantarse y este no necesariamente podría ser Araya, abriéndose también una importante ventana para Arias que deberá de ingeniárselas para ver como acercar gente de este movimiento al suyo.

Sin embargo no todo está dicho para Figueres, su papel dentro del PLN podría ser más bien el de un gran elector, el que aunque sin capacidad para designar formalmente al candidato, tendría suficiente poder para decidir quién no debe serlo, un poder de veto envidiable, por lo cual todos los precandidatos buscarán la forma de contar con su respaldo que resultaría determinante, sobre todo al considerar la existencia a nivel local de grupos “figueristas” interesados en participar en los procesos internos del PLN, podría tener una importante repercusión en la integración de la Asamblea Nacional y en la conformación de la futura fracción legislativa para el período 2014 – 2018. Algo que ya sucedió en 1998 donde el entonces Presidente Figueres fue figura clave en la conformación de esa fracción donde colocó a colaboradores cercanos como Alicia Fournier, Carlos Villalobos, Oscar Campos y Ricardo Sancho entre otros.

De ganar Araya candidatura del PLN y eventualmente la Presidencia de la República, es previsible que esa incidencia alcance también a un futuro gabinete, especialmente en aquellas áreas donde Figueres es una figura que goza del reconocimiento global, como medio ambiente, innovación tecnológica y desarrollo sostenible.

El panorama se ha aclarado un poco dentro del PLN, lo que implicará la redefinición de estrategias por parte de los precandidatos que todavía se mantienen en lucha, las encuestas son simplemente la fotografía de un momento determinado, que no deben hacer confiar o tirar la toalla a los precandidatos, todavía queda mucho por recorrer, y elementos como el dominio de la estructura y organización el día E pueden todavía modificar los resultados.

Es difícil descartar a Rodrigo Arias dado el dominio que tiene de la estructura liberacionista y el poder económico que representa, pero Johnny Araya tiene una agenda de compromisos en los próximos meses con amplia cobertura mediática, Festival de la Luz, Fiestas de San José, Tope de Palmares y Juegos Centroamericanos, que podrían consolidarlo o afectarle de manera importante en caso de un traspié.

Por ahora todos empezamos a respirar los aires navideños a la espera de un recrudecimiento en una convención sobre la que aún no todo está dicho ni definido.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

Los últimos movimientos en la política nacional que incluyen alianzas dentro y fuera de Liberación Nacional, prostate cambiaron el panorama inicial de las primeras etapas de unas elecciones nacionales en el 2014, sales
que aún se resisten a pronósticos y conclusiones prematuras.

La oposición al partido oficialista parece alejarse de una alianza que integre a todas las fuerzas y sectores en un frente común, y se decanta por alianzas entre grupos y figuras que no alcanzan a ser una opción real ante la maquinaria verdiblanca.

En este escenario, todo parece indicar que, de continuar esa ausencia, Liberación Nacional volverá a asumir la Presidencia de la República, alcanzando un tercer gobierno consecutivo, algo que hasta la fecha ningún partido ha logrado en nuestra historia reciente.

Empero, el panorama a lo interno del PLN recién se aclara, al difuminarse la expectativa de una eventual precandidatura del ex presidente Jose María Figueres con su anuncio que no participará en la contienda de 2014 y con la publicación de las recientes encuestas donde Johnny Araya logra una ventaja significativa sobre sus rivales, pero todavía no sabemos si determinante, situándose como la única figura con oportunidades reales de triunfar, bajo la que se refugia el “antiarismo”.

¿Qué podría cambiar con la declinación de las intenciones de una precandidatura por parte José María Figueres?

El pastel se dividiría entre dos, no tres, lo que disminuye la posibilidad de una segunda ronda que se planteaba en un escenario con la participación del Ex Presidente Figueres.

Lo que resta es plantear que consecuencias reales tendrá en los resultados de la Convención, que se realizará conjuntamente con las Asambleas Distritales y elecciones de Sectores y Movimientos para integrar una estructura que ha resultado clave en el triunfo contundente de Liberación Nacional en los últimos cinco procesos electorales nacionales.

Las conjeturas están a la orden del día, parte importante de la dirigencia liberacionista y de la población en general, podrían estar esperando que Figueres brinde su adhesión a Johnny Araya para combatir el “arismo”, cumpliendo el anhelo del tío de Araya, el ex presidente Monge, quien regresó en los últimos meses al PLN esperanzado que este escenario pueda suceder y su sobrino, un político hábil capaz de articular alianzas rápidamente, se pueda hacer con la candidatura del partido, que pinta como favorito para el proceso electoral de 2014.

Este posible escenario de alianza entre Araya y Figueres, podría tornar aún más complicado el horizonte para Rodrigo Arias quien debería enfrentar una coalición de fuerzas de resto de contendientes liberacionistas contra él y al ser las convenciones de este partido abiertas al público, también se sumarían en su contra personas no liberacionistas que no comulgan con su imagen ni con sus propuestas.

No obstante, transferir el caudal electoral de un líder a otro, nunca ha sido un proceso sencillo, tal como lo señaló el propio Figueres, al expresar que al retirar su nombre del menú de opciones que tendrán este próximo 21 de abril los electores, sus seguidores deberán escoger otro precandidato por el cual decantarse y este no necesariamente podría ser Araya, abriéndose también una importante ventana para Arias que deberá de ingeniárselas para ver como acercar gente de ese movimiento al suyo.

Sin embargo no todo está dicho para Figueres, su papel dentro del PLN podría ser más bien el de un gran elector, el que aunque sin capacidad para designar formalmente al candidato, tendría suficiente poder para decidir quién no debe serlo, un poder de veto envidiable, por lo cual todos los precandidatos buscarán la forma de contar con su respaldo que resultaría determinante, sobre todo al considerar la existencia a nivel local de grupos “figueristas” interesados en participar en los procesos internos del PLN, podría tener una importante repercusión en la integración de la Asamblea Nacional y en la conformación de la futura fracción legislativa para el período 2014 – 2018. Algo que ya sucedió en 1998 donde el entonces Presidente Figueres fue figura clave en la conformación de esa fracción donde colocó a colaboradores cercanos como Alicia Fournier, Carlos Villalobos, Oscar Campos y Ricardo Sancho entre otros.

De ganar Araya candidatura del PLN y eventualmente la Presidencia de la República, es previsible que esa incidencia alcance también a un futuro gabinete, especialmente en aquellas áreas donde Figueres es una figura que goza del reconocimiento global, como medio ambiente, innovación tecnológica y desarrollo sostenible.

El panorama se ha aclarado un poco dentro del PLN, lo que implicará la redefinición de estrategias por parte de los precandidatos que todavía se mantienen en lucha, las encuestas son simplemente la fotografía de un momento determinado, que no deben hacer confiar o tirar la toalla a los precandidatos, todavía queda mucho por recorrer, y elementos como el dominio de la estructura y organización el día E pueden todavía modificar los resultados.

Es difícil descartar a Rodrigo Arias dado el dominio que tiene de la estructura liberacionista y el poder económico que representa, pero Johnny Araya tiene una agenda de compromisos en los próximos meses con amplia cobertura mediática, Festival de la Luz, Fiestas de San José, Tope de Palmares y Juegos Centroamericanos, que podrían consolidarlo o afectarle de manera importante en caso de un traspié.

Por ahora todos empezamos a respirar los aires navideños a la espera de un recrudecimiento en una convención sobre la que aún no todo está dicho ni definido.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

Los últimos movimientos en la política nacional que incluyen alianzas dentro y fuera de Liberación Nacional, doctor cambiaron el panorama inicial de las primeras etapas de unas elecciones nacionales en el 2014, cheap
que aún se resisten a pronósticos y conclusiones prematuras.

La oposición al partido oficialista parece alejarse de una alianza que integre a todas las fuerzas y sectores en un frente común, y se decanta por alianzas entre grupos y figuras que no alcanzan a ser una opción real ante la maquinaria verdiblanca.

En este escenario, todo parece indicar que, de continuar esa ausencia, Liberación Nacional volverá a asumir la Presidencia de la República, alcanzando un tercer gobierno consecutivo, algo que hasta la fecha ningún partido ha logrado en nuestra historia reciente.

Empero, el panorama a lo interno del PLN recién se aclara, al difuminarse la expectativa de una eventual precandidatura del ex presidente Jose María Figueres con su anuncio que no participará en la contienda de 2014 y con la publicación de las recientes encuestas donde Johnny Araya saca una ventaja significativa sobre sus rivales, pero todavía no sabemos si determinante, situándose como la única figura con oportunidades reales de triunfar, bajo la que se refugia el “antiarismo”.

¿Qué podría cambiar con la declinación de las intenciones de una precandidatura por parte José María Figueres?

El pastel se dividiría entre dos, no tres, lo que disminuye la posibilidad de una segunda ronda que se planteaba en un escenario con la participación del Ex Presidente Figueres.

Lo que resta es plantear que consecuencias reales tendrá en los resultados de la Convención, que se realizará conjuntamente con las Asambleas Distritales y elecciones de Sectores y Movimientos para integrar una estructura que ha resultado clave en el triunfo contundente de Liberación Nacional en los últimos cinco procesos electorales nacionales.

Las conjeturas están a la orden del día, parte importante de la dirigencia liberacionista y de la población en general, podrían estar esperando que Figueres brinde su adhesión a Johnny Araya para combatir el “arismo”, cumpliendo el anhelo del tío de Araya, el ex presidente Monge, quien regresó en los últimos meses al PLN esperanzado que este escenario pueda suceder y su sobrino, un político hábil capaz de articular alianzas rápidamente, se pueda hacer con la candidatura del partido que pinta como favorito para el proceso electoral de 2014.

Este posible escenario de alianza entre Araya y Figueres, podría tornar aún más complicado el horizonte para Rodrigo Arias quien debería enfrentar una coalición de fuerzas de resto de contendientes liberacionistas contra él y al ser las convenciones de este partido abiertas al público, también se sumarían en su contra personas no liberacionistas que no comulgan con su imagen ni con sus propuestas.

No obstante, transferir el caudal electoral de un líder a otro, nunca ha sido un proceso sencillo, tal como lo señaló el propio Figueres, al expresar que al retirar su nombre del menú de opciones que tendrán este próximo 21 de abril los electores, sus seguidores deberán escoger otro precandidato por el cual decantarse y este no necesariamente podría ser Araya, abriéndose también una importante ventana para Arias que deberá de ingeniárselas para ver como acercar gente de este movimiento al suyo.

Sin embargo no todo está dicho para Figueres, su papel dentro del PLN podría ser más bien el de un gran elector, el que aunque sin capacidad para designar formalmente al candidato, tendría suficiente poder para decidir quién no debe serlo, un poder de veto envidiable, por lo cual todos los precandidatos buscarán la forma de contar con su respaldo que resultaría determinante, sobre todo al considerar la existencia a nivel local de grupos “figueristas” interesados en participar en los procesos internos del PLN, podría tener una importante repercusión en la integración de la Asamblea Nacional y en la conformación de la futura fracción legislativa para el período 2014 – 2018. Algo que ya sucedió en 1998 donde el entonces Presidente Figueres fue figura clave en la conformación de esa fracción donde colocó a colaboradores cercanos como Alicia Fournier, Carlos Villalobos, Oscar Campos y Ricardo Sancho entre otros.

De ganar Araya candidatura del PLN y eventualmente la Presidencia de la República, es previsible que esa incidencia alcance también a un futuro gabinete, especialmente en aquellas áreas donde Figueres es una figura que goza del reconocimiento global, como medio ambiente, innovación tecnológica y desarrollo sostenible.

El panorama se ha aclarado un poco dentro del PLN, lo que implicará la redefinición de estrategias por parte de los precandidatos que todavía se mantienen en lucha, las encuestas son simplemente la fotografía de un momento determinado, que no deben hacer confiar o tirar la toalla a los precandidatos, todavía queda mucho por recorrer, y elementos como el dominio de la estructura y organización el día E pueden todavía modificar los resultados.

Es difícil descartar a Rodrigo Arias dado el dominio que tiene de la estructura liberacionista y el poder económico que representa, pero Johnny Araya tiene una agenda de compromisos en los próximos meses con amplia cobertura mediática, Festival de la Luz, Fiestas de San José, Tope de Palmares y Juegos Centroamericanos, que podrían consolidarlo o afectarle de manera importante en caso de un traspié.

Por ahora todos empezamos a respirar los aires navideños a la espera de un recrudecimiento en una convención sobre la que aún no todo está dicho ni definido.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, Sildenafil
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, Sildenafil
que pudieran explotarse
, teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado de previo, cualquier otra iniciativa de este tipo que puedan surgir en los próximos años.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y  principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública, cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés de ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario, proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, al ser de carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de variadas agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica, los cuales serían insumos importantes para reposicionarlo como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debería ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso y necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día a Zapote, por el momento ha preferido enfrentar solamente la primera de ellas: la de reinsertarse en la vida política del país, temeroso de correr el riesgo de someter de forma apresurada su apellido a una derrota electoral, como dice el refrán “El que no está preparado para perder, tampoco está preparado para ganar”.

Según el resultado de esta primera partida, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a participar en la lucha por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder.

Esto último vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo de un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, tadalafil
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, more about
que pudieran explotarse
. Teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado, futuras y nobles iniciativas de este tipo, que puedan surgir en los próximos años de manera previa.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés que ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de otras agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica.

Sus insumos deberían de servir para reposicionar a Figueres como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debe ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso, necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día Zapote, por el momento ha preferido jugar solamente su primera partida: la de reinsertarse en la vida política del país.

Según el resultado de esta primera partida, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a jugar una partida por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder. Lo que vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, remedy arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, que pudieran explotarse. Teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado, futuras y nobles iniciativas de este tipo, que puedan surgir en los próximos años de manera previa.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés que ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de otras agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica.

Sus insumos deberían de servir para reposicionar a Figueres como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debe ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso, necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día Zapote, por el momento ha preferido jugar solamente su primera partida: la de reinsertarse en la vida política del país.

Según el resultado de esta primera partida, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a jugar una partida por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder. Lo que vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, website like this
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, order
que pudieran explotarse
. Teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, cialis 40mg
fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado, futuras y nobles iniciativas de este tipo, que puedan surgir en los próximos años de manera previa.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés que ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de otras agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica.

Sus insumos deberían de servir para reposicionar a Figueres como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debe ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso, necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día Zapote, por el momento ha preferido jugar solamente su primera partida: la de reinsertarse en la vida política del país.

Según el resultado de esta primera partida, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a jugar una partida por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder. Lo que vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, generic
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, viagra dosage
que pudieran explotarse
. Teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, and fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado, futuras y nobles iniciativas de este tipo, que puedan surgir en los próximos años de manera previa.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés que ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de otras agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica.

Sus insumos deberían de servir para reposicionar a Figueres como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debe ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso, necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día Zapote, por el momento ha preferido jugar solamente su primera partida: la de reinsertarse en la vida política del país.

Según el resultado de esta primera partida, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a jugar una partida por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder. Lo que vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo un partido político para conseguir este objetivo.

La declinación de las aspiraciones del ex mandatario José María Figueres Olsen, viagra
para participar como precandidato en el proceso electoral interno del PLN de cara a las elecciones presidenciales de 2014, varía muchos de los escenarios electorales que algunos costarricenses veníamos barajando en los últimos meses y el rol que imaginábamos podría asumir Figueres en la vida política nacional.

Los invito a leer estos dos artículos que he preparado junto a Marco Aurelio Salazar Rojas, donde pretendemos analizar estos temas:

  • Escenarios electorales sin Figueres.
  • El nuevo camino de Figueres.

Esperamos sus comentarios…

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, que pudieran explotarse. Teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado, futuras y nobles iniciativas de este tipo, que puedan surgir en los próximos años de manera previa.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés que ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de otras agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica.

Sus insumos deberían de servir para reposicionar a Figueres como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debe ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso, necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día Zapote, por el momento ha preferido jugar solamente su primera partida: la de reinsertarse en la vida política del país.

Según el resultado de esta primera partida, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a jugar una partida por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder. Lo que vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

Los últimos movimientos en la política nacional que incluyen alianzas dentro y fuera de Liberación Nacional, page
cambiaron el panorama inicial de las primeras etapas de unas elecciones nacionales en el 2014, for sale que aún se resisten a pronósticos y conclusiones prematuras.

La oposición al partido oficialista parece alejarse de una alianza que integre a todas las fuerzas y sectores en un frente común, dosage
y se decanta por alianzas entre grupos y figuras que no alcanzan a ser una opción real ante la maquinaria verdiblanca.

En este escenario, todo parece indicar que, de continuar esa ausencia, Liberación Nacional volverá a asumir la Presidencia de la República, alcanzando un tercer gobierno consecutivo, algo que hasta la fecha ningún partido ha logrado en nuestra historia reciente.

Empero, el panorama a lo interno del PLN recién se aclara, al difuminarse la expectativa de una eventual precandidatura del ex presidente Jose María Figueres con su anuncio que no participará en la contienda de 2014 y con la publicación de las recientes encuestas donde Johnny Araya logra una ventaja significativa sobre sus rivales, pero todavía no sabemos si determinante, situándose como la única figura con oportunidades reales de triunfar, bajo la que se refugia el “antiarismo”.

¿Qué podría cambiar con la declinación de las intenciones de una precandidatura por parte José María Figueres?

El pastel se dividiría entre dos, no tres, lo que disminuye la posibilidad de una segunda ronda que se planteaba en un escenario con la participación del Ex Presidente Figueres.

Lo que resta es plantear que consecuencias reales tendrá en los resultados de la Convención, que se realizará conjuntamente con las Asambleas Distritales y elecciones de Sectores y Movimientos para integrar una estructura que ha resultado clave en el triunfo contundente de Liberación Nacional en los últimos cinco procesos electorales nacionales.

Las conjeturas están a la orden del día, parte importante de la dirigencia liberacionista y de la población en general, podrían estar esperando que Figueres brinde su adhesión a Johnny Araya para combatir el “arismo”, cumpliendo el anhelo del tío de Araya, el ex presidente Monge, quien regresó en los últimos meses al PLN esperanzado que este escenario pueda suceder y su sobrino, un político hábil capaz de articular alianzas rápidamente, se pueda hacer con la candidatura del partido, que pinta como favorito para el proceso electoral de 2014.

Este posible escenario de alianza entre Araya y Figueres, podría tornar aún más complicado el horizonte para Rodrigo Arias quien debería enfrentar una coalición de fuerzas de resto de contendientes liberacionistas contra él y al ser las convenciones de este partido abiertas al público, también se sumarían en su contra personas no liberacionistas que no comulgan con su imagen ni con sus propuestas.

No obstante, transferir el caudal electoral de un líder a otro, nunca ha sido un proceso sencillo, tal como lo señaló el propio Figueres, al expresar que al retirar su nombre del menú de opciones que tendrán este próximo 21 de abril los electores, sus seguidores deberán escoger otro precandidato por el cual decantarse y este no necesariamente podría ser Araya, abriéndose también una importante ventana para Arias que deberá de ingeniárselas para ver como acercar gente de ese movimiento al suyo.

Sin embargo no todo está dicho para Figueres, su papel dentro del PLN podría ser más bien el de un gran elector, el que aunque sin capacidad para designar formalmente al candidato, tendría suficiente poder para decidir quién no debe serlo, un poder de veto envidiable, por lo cual todos los precandidatos buscarán la forma de contar con su respaldo que resultaría determinante, sobre todo al considerar la existencia a nivel local de grupos “figueristas” interesados en participar en los procesos internos del PLN, podría tener una importante repercusión en la integración de la Asamblea Nacional y en la conformación de la futura fracción legislativa para el período 2014 – 2018. Algo que ya sucedió en 1998 donde el entonces Presidente Figueres fue figura clave en la conformación de esa fracción colocando a colaboradores cercanos como Alicia Fournier, Carlos Villalobos, Oscar Campos y Ricardo Sancho entre otros.

De ganar Araya la candidatura del PLN y eventualmente la Presidencia de la República, es previsible que esa incidencia alcance también a un futuro gabinete, especialmente en aquellas áreas donde Figueres es una figura que goza del reconocimiento global, como medio ambiente, innovación tecnológica y desarrollo sostenible.

El panorama se ha aclarado un poco dentro del PLN, lo que implicará la redefinición de estrategias por parte de los precandidatos que todavía se mantienen en lucha, las encuestas son simplemente la fotografía de un momento determinado, que no deben hacer confiar o tirar la toalla a los precandidatos, todavía queda mucho por recorrer, y elementos como el dominio de la estructura y organización del día E pueden todavía modificar los resultados.

Es difícil descartar a Rodrigo Arias dado el dominio que tiene de la estructura liberacionista y el poder económico que representa, pero Johnny Araya tiene una agenda de compromisos en los próximos meses con amplia cobertura mediática, Festival de la Luz, Fiestas de San José, Tope de Palmares y Juegos Centroamericanos, que podrían consolidarlo o afectarle de manera importante en caso de un traspié.

Por ahora todos empezamos a respirar los aires navideños a la espera de un recrudecimiento en una convención sobre la que aún no todo está dicho ni definido.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, abortion
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, que pudieran explotarse. Teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado, futuras y nobles iniciativas de este tipo, que puedan surgir en los próximos años de manera previa.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés de ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de variadas agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica.

Sus insumos deberían de servir para reposicionar a Figueres como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debe ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso, necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día a Zapote, por el momento ha preferido enfrentar solamentela primera de ellas:la de reinsertarse en la vida política del país.

Según el resultado de esta, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a participar en la luchajugar una partida por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder. Lo que vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, hospital
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, ask que pudieran explotarse, teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado peligrosamente y de previo iniciativas de este tipo que puedan surgir en los próximos años.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y  principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública, cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés de ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario, proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de variadas agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica, los cuales serían insumos importantes para reposicionarlo como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debería ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso y necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día a Zapote, por el momento ha preferido enfrentar solamentela primera de ellas:la de reinsertarse en la vida política del país.

Según el resultado de esta, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a participar en la lucha por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder.

Esto último vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo de un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, order
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país,
que pudieran explotarse
, teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado peligrosamente y de previo iniciativas de este tipo que puedan surgir en los próximos años.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y  principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública, cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés de ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario, proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de variadas agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica, los cuales serían insumos importantes para reposicionarlo como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debería ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso y necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día a Zapote, por el momento ha preferido enfrentar solamentela primera de ellas:la de reinsertarse en la vida política del país.

Según el resultado de esta, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a participar en la lucha por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder.

Esto último vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo de un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

Los últimos movimientos en la política nacional que incluyen alianzas dentro y fuera de Liberación Nacional, visit this site
cambiaron el panorama inicial de las primeras etapas de unas elecciones nacionales en el 2014, this
que aún se resisten a pronósticos y conclusiones prematuras.

La oposición al partido oficialista parece alejarse de una alianza que integre a todas las fuerzas y sectores en un frente común, viagra order
y se decanta por alianzas entre grupos y figuras que no alcanzan a ser una opción real ante la maquinaria verdiblanca.

En este escenario, todo parece indicar que, de continuar esa ausencia, Liberación Nacional volverá a asumir la Presidencia de la República, alcanzando un tercer gobierno consecutivo, algo que hasta la fecha ningún partido ha logrado en nuestra historia reciente.

Empero, el panorama a lo interno del PLN recién se aclara, al difuminarse la expectativa de una eventual precandidatura del ex presidente Jose María Figueres con su anuncio que no participará en la contienda de 2014 y con la publicación de las recientes encuestas donde Johnny Araya logra una ventaja significativa sobre sus rivales, pero todavía no sabemos si determinante, situándose como la única figura con oportunidades reales de triunfar, bajo la que se refugia el “antiarismo”.

¿Qué podría cambiar con la declinación de las intenciones de una precandidatura por parte José María Figueres?

El pastel se dividiría entre dos, no tres, lo que disminuye la posibilidad de una segunda ronda que se planteaba en un escenario con la participación del Ex Presidente Figueres.

Lo que resta es plantear que consecuencias reales tendrá en los resultados de la Convención, que se realizará conjuntamente con las Asambleas Distritales y elecciones de Sectores y Movimientos para integrar una estructura que ha resultado clave en el triunfo contundente de Liberación Nacional en los últimos cinco procesos electorales nacionales.

Las conjeturas están a la orden del día, parte importante de la dirigencia liberacionista y de la población en general, podrían estar esperando que Figueres brinde su adhesión a Johnny Araya para combatir el “arismo”, cumpliendo el anhelo del tío de Araya, el ex presidente Monge, quien regresó en los últimos meses al PLN esperanzado que este escenario pueda suceder y su sobrino, un político hábil capaz de articular alianzas rápidamente, se pueda hacer con la candidatura del partido, que pinta como favorito para el proceso electoral de 2014.

Este posible escenario de alianza entre Araya y Figueres, podría tornar aún más complicado el horizonte para Rodrigo Arias quien debería enfrentar una coalición de fuerzas de resto de contendientes liberacionistas contra él y al ser las convenciones de este partido abiertas al público, también se sumarían en su contra personas no liberacionistas que no comulgan con su imagen ni con sus propuestas.

No obstante, transferir el caudal electoral de un líder a otro, nunca ha sido un proceso sencillo, tal como lo señaló el propio Figueres, al expresar que al retirar su nombre del menú de opciones que tendrán este próximo 21 de abril los electores, sus seguidores deberán escoger otro precandidato por el cual decantarse y este no necesariamente podría ser Araya, abriéndose también una importante ventana para Arias que deberá de ingeniárselas para ver como acercar gente de ese movimiento al suyo.

Sin embargo no todo está dicho para Figueres, su papel dentro del PLN podría ser más bien el de un gran elector, el que aunque sin capacidad para designar formalmente al candidato, tendría suficiente poder para decidir quién no debe serlo, un poder de veto envidiable, por lo cual todos los precandidatos buscarán la forma de contar con su respaldo que resultaría determinante, sobre todo al considerar la existencia a nivel local de grupos “figueristas” interesados en participar en los procesos internos del PLN, podría tener una importante repercusión en la integración de la Asamblea Nacional y en la conformación de la futura fracción legislativa para el período 2014 – 2018. Algo que ya sucedió en 1998 donde el entonces Presidente Figueres fue figura clave en la conformación de esa fracción colocando a colaboradores cercanos como Alicia Fournier, Carlos Villalobos, Oscar Campos y Ricardo Sancho entre otros.

De ganar Araya la candidatura del PLN y eventualmente la Presidencia de la República, es previsible que esa incidencia alcance también a un futuro gabinete, especialmente en aquellas áreas donde Figueres es una figura que goza del reconocimiento global, como medio ambiente, innovación tecnológica y desarrollo sostenible.

El panorama se ha aclarado un poco dentro del PLN, lo que implicará la redefinición de estrategias por parte de los precandidatos que todavía se mantienen en lucha, las encuestas son simplemente la fotografía de un momento determinado, que no deben hacer confiar o tirar la toalla a los precandidatos, todavía queda mucho por recorrer, y elementos como el dominio de la estructura y organización del día E pueden todavía modificar los resultados.

Es difícil descartar a Rodrigo Arias dado el dominio que tiene de la estructura liberacionista y el poder económico que representa, pero Johnny Araya tiene una agenda de compromisos en los próximos meses con amplia cobertura mediática, Festival de la Luz, Fiestas de San José, Tope de Palmares y Juegos Centroamericanos, que podrían consolidarlo o afectarle de manera importante en caso de un traspié.

Por ahora todos empezamos a respirar los aires navideños a la espera de un recrudecimiento en una convención sobre la que aún no todo está dicho ni definido.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

Los últimos movimientos en la política nacional que incluyen alianzas dentro y fuera de Liberación Nacional, site
cambiaron el panorama inicial de las primeras etapas de unas elecciones nacionales en el 2014, que aún se resisten a pronósticos y conclusiones prematuras.

La oposición al partido oficialista parece alejarse de una alianza que integre a todas las fuerzas y sectores en un frente común, y se decanta por alianzas entre grupos y figuras que no alcanzan a ser una opción real ante la maquinaria verdiblanca.

En este escenario, todo parece indicar que, de continuar esa ausencia, Liberación Nacional volverá a asumir la Presidencia de la República, alcanzando un tercer gobierno consecutivo, algo que hasta la fecha ningún partido ha logrado en nuestra historia reciente.

Empero, el panorama a lo interno del PLN recién se aclara, al difuminarse la expectativa de una eventual precandidatura del ex presidente Jose María Figueres con su anuncio que no participará en la contienda de 2014 y con la publicación de las recientes encuestas donde Johnny Araya logra una ventaja significativa sobre sus rivales, pero todavía no sabemos si determinante, situándose como la única figura con oportunidades reales de triunfar, bajo la que se refugia el “antiarismo”.

¿Qué podría cambiar con la declinación de las intenciones de una precandidatura por parte José María Figueres?

El pastel se dividiría entre dos, no tres, lo que disminuye la posibilidad de una segunda ronda que se planteaba en un escenario con la participación del Ex Presidente Figueres.

Lo que resta es plantear que consecuencias reales tendrá en los resultados de la Convención, que se realizará conjuntamente con las Asambleas Distritales y elecciones de Sectores y Movimientos para integrar una estructura que ha resultado clave en el triunfo contundente de Liberación Nacional en los últimos cinco procesos electorales nacionales.

Las conjeturas están a la orden del día, parte importante de la dirigencia liberacionista y de la población en general, podrían estar esperando que Figueres brinde su adhesión a Johnny Araya para combatir el “arismo”, cumpliendo el anhelo del tío de Araya, el ex presidente Monge, quien regresó en los últimos meses al PLN esperanzado que este escenario pueda suceder y su sobrino, un político hábil capaz de articular alianzas rápidamente, se pueda hacer con la candidatura del partido, que pinta como favorito para el proceso electoral de 2014.

Este posible escenario de alianza entre Araya y Figueres, podría tornar aún más complicado el horizonte para Rodrigo Arias quien debería enfrentar una coalición de fuerzas de resto de contendientes liberacionistas contra él y al ser las convenciones de este partido abiertas al público, también se sumarían en su contra personas no liberacionistas que no comulgan con su imagen ni con sus propuestas.

No obstante, transferir el caudal electoral de un líder a otro, nunca ha sido un proceso sencillo, tal como lo señaló el propio Figueres, al expresar que al retirar su nombre del menú de opciones que tendrán este próximo 21 de abril los electores, sus seguidores deberán escoger otro precandidato por el cual decantarse y este no necesariamente podría ser Araya, abriéndose también una importante ventana para Arias que deberá de ingeniárselas para ver como acercar gente de ese movimiento al suyo.

Sin embargo no todo está dicho para Figueres, su papel dentro del PLN podría ser más bien el de un gran elector, el que aunque sin capacidad para designar formalmente al candidato, tendría suficiente poder para decidir quién no debe serlo, un poder de veto envidiable, por lo cual todos los precandidatos buscarán la forma de contar con su respaldo que resultaría determinante, sobre todo al considerar la existencia a nivel local de grupos “figueristas” interesados en participar en los procesos internos del PLN, podría tener una importante repercusión en la integración de la Asamblea Nacional y en la conformación de la futura fracción legislativa para el período 2014 – 2018. Algo que ya sucedió en 1998 donde el entonces Presidente Figueres fue figura clave en la conformación de esa fracción colocando a colaboradores cercanos como Alicia Fournier, Carlos Villalobos, Oscar Campos y Ricardo Sancho entre otros.

De ganar Araya la candidatura del PLN y eventualmente la Presidencia de la República, es previsible que esa incidencia alcance también a un futuro gabinete, especialmente en aquellas áreas donde Figueres es una figura que goza del reconocimiento global, como medio ambiente, innovación tecnológica y desarrollo sostenible.

El panorama se ha aclarado un poco dentro del PLN, lo que implicará la redefinición de estrategias por parte de los precandidatos que todavía se mantienen en lucha, las encuestas son simplemente la fotografía de un momento determinado, que no deben hacer confiar o tirar la toalla a los precandidatos, todavía queda mucho por recorrer, y elementos como el dominio de la estructura y organización del día E pueden todavía modificar los resultados.

Es difícil descartar a Rodrigo Arias dado el dominio que tiene de la estructura liberacionista y el poder económico que representa, pero Johnny Araya tiene una agenda de compromisos en los próximos meses con amplia cobertura mediática, Festival de la Luz, Fiestas de San José, Tope de Palmares y Juegos Centroamericanos, que podrían consolidarlo o afectarle de manera importante en caso de un traspié.

Por ahora todos empezamos a respirar los aires navideños a la espera de un recrudecimiento en una convención sobre la que aún no todo está dicho ni definido.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, ailment
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, online
que pudieran explotarse
, teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado peligrosamente y de previo iniciativas de este tipo que puedan surgir en los próximos años.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y  principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública, cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés de ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario, proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de variadas agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica, los cuales serían insumos importantes para reposicionarlo como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debería ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso y necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día a Zapote, por el momento ha preferido enfrentar solamentela primera de ellas:la de reinsertarse en la vida política del país.

Según el resultado de esta, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a participar en la lucha por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder.

Esto último vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo de un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, page
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, que pudieran explotarse, teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado peligrosamente y de previo iniciativas de este tipo que puedan surgir en los próximos años.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y  principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública, cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés de ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario, proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de variadas agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica, los cuales serían insumos importantes para reposicionarlo como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debería ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso y necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día a Zapote, por el momento ha preferido enfrentar solamentela primera de ellas:la de reinsertarse en la vida política del país.

Según el resultado de esta, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a participar en la lucha por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder.

Esto último vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo de un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, pilule
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, and
que pudieran explotarse
, diagnosis teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado peligrosamente y de previo iniciativas de este tipo que puedan surgir en los próximos años.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y  principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública, cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés de ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario, proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de variadas agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica, los cuales serían insumos importantes para reposicionarlo como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debería ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso y necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día a Zapote, por el momento ha preferido enfrentar solamentela primera de ellas:la de reinsertarse en la vida política del país.

Según el resultado de esta, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a participar en la lucha por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder.

Esto último vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo de un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

Los últimos movimientos en la política nacional que incluyen alianzas dentro y fuera de Liberación Nacional, case
cambiaron el panorama inicial de las primeras etapas de unas elecciones nacionales en el 2014, diagnosis que aún se resisten a pronósticos y conclusiones prematuras.

La oposición al partido oficialista parece alejarse de una alianza que integre a todas las fuerzas y sectores en un frente común,
y se decanta por alianzas entre grupos y figuras que no alcanzan a ser una opción real ante la maquinaria verdiblanca.

En este escenario, todo parece indicar que, de continuar esa ausencia, Liberación Nacional volverá a asumir la Presidencia de la República, alcanzando un tercer gobierno consecutivo, algo que hasta la fecha ningún partido ha logrado en nuestra historia reciente.

Empero, el panorama a lo interno del PLN recién se aclara, al difuminarse la expectativa de una eventual precandidatura del ex presidente Jose María Figueres con su anuncio que no participará en la contienda de 2014 y con la publicación de las recientes encuestas donde Johnny Araya logra una ventaja significativa sobre sus rivales, pero todavía no sabemos si determinante, situándose como la única figura con oportunidades reales de triunfar, bajo la que se refugia el “antiarismo”.

¿Qué podría cambiar con la declinación de las intenciones de una precandidatura por parte José María Figueres?

El pastel se dividiría entre dos, no tres, lo que disminuye la posibilidad de una segunda ronda que se planteaba en un escenario con la participación del Ex Presidente Figueres.

Lo que resta es plantear que consecuencias reales tendrá en los resultados de la Convención, que se realizará conjuntamente con las Asambleas Distritales y elecciones de Sectores y Movimientos para integrar una estructura que ha resultado clave en el triunfo contundente de Liberación Nacional en los últimos cinco procesos electorales nacionales.

Las conjeturas están a la orden del día, parte importante de la dirigencia liberacionista y de la población en general, podrían estar esperando que Figueres brinde su adhesión a Johnny Araya para combatir el “arismo”, cumpliendo el anhelo del tío de Araya, el ex presidente Monge, quien regresó en los últimos meses al PLN esperanzado que este escenario pueda suceder y su sobrino, un político hábil capaz de articular alianzas rápidamente, se pueda hacer con la candidatura del partido, que pinta como favorito para el proceso electoral de 2014.

Este posible escenario de alianza entre Araya y Figueres, podría tornar aún más complicado el horizonte para Rodrigo Arias quien debería enfrentar una coalición de fuerzas de resto de contendientes liberacionistas contra él y al ser las convenciones de este partido abiertas al público, también se sumarían en su contra personas no liberacionistas que no comulgan con su imagen ni con sus propuestas.

No obstante, transferir el caudal electoral de un líder a otro, nunca ha sido un proceso sencillo, tal como lo señaló el propio Figueres, al expresar que al retirar su nombre del menú de opciones que tendrán este próximo 21 de abril los electores, sus seguidores deberán escoger otro precandidato por el cual decantarse y este no necesariamente podría ser Araya, abriéndose también una importante ventana para Arias que deberá de ingeniárselas para ver como acercar gente de ese movimiento al suyo.

Sin embargo no todo está dicho para Figueres, su papel dentro del PLN podría ser más bien el de un gran elector, el que aunque sin capacidad para designar formalmente al candidato, tendría suficiente poder para decidir quién no debe serlo, un poder de veto envidiable, por lo cual todos los precandidatos buscarán la forma de contar con su respaldo que resultaría determinante, sobre todo al considerar la existencia a nivel local de grupos “figueristas” interesados en participar en los procesos internos del PLN, podría tener una importante repercusión en la integración de la Asamblea Nacional y en la conformación de la futura fracción legislativa para el período 2014 – 2018. Algo que ya sucedió en 1998 donde el entonces Presidente Figueres fue figura clave en la conformación de esa fracción colocando a colaboradores cercanos como Alicia Fournier, Carlos Villalobos, Oscar Campos y Ricardo Sancho entre otros.

De ganar Araya la candidatura del PLN y eventualmente la Presidencia de la República, es previsible que esa incidencia alcance también a un futuro gabinete, especialmente en aquellas áreas donde Figueres es una figura que goza del reconocimiento global, como medio ambiente, innovación tecnológica y desarrollo sostenible.

El panorama se ha aclarado un poco dentro del PLN, lo que implicará la redefinición de estrategias por parte de los precandidatos que todavía se mantienen en lucha, las encuestas son simplemente la fotografía de un momento determinado, que no deben hacer confiar o tirar la toalla a los precandidatos, todavía queda mucho por recorrer, y elementos como el dominio de la estructura y organización del día E pueden todavía modificar los resultados.

Es difícil descartar a Rodrigo Arias dado el dominio que tiene de la estructura liberacionista y el poder económico que representa, pero Johnny Araya tiene una agenda de compromisos en los próximos meses con amplia cobertura mediática, Festival de la Luz, Fiestas de San José, Tope de Palmares y Juegos Centroamericanos, que podrían consolidarlo o afectarle de manera importante en caso de un traspié.

Por ahora todos empezamos a respirar los aires navideños a la espera de un recrudecimiento en una convención sobre la que aún no todo está dicho ni definido.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, this web
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, clinic que pudieran explotarse, teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado de previo, cualquier otra iniciativas de este tipo que puedan surgir en los próximos años.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y  principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública, cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés de ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario, proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, al ser de carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de variadas agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica, los cuales serían insumos importantes para reposicionarlo como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debería ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso y necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día a Zapote, por el momento ha preferido enfrentar solamente la primera de ellas: la de reinsertarse en la vida política del país, temeroso de correr el riesgo de someter de forma apresurada su apellido a una derrota electoral, como dice el refrán “El que no está preparado para perder, tampoco está preparado para ganar”.

Según el resultado de esta primera partida, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a participar en la lucha por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder.

Esto último vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo de un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, drugs
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, que pudieran explotarse, teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado peligrosamente y de previo iniciativas de este tipo que puedan surgir en los próximos años.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y  principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública, cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés de ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario, proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de variadas agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica, los cuales serían insumos importantes para reposicionarlo como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debería ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso y necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día a Zapote, por el momento ha preferido enfrentar solamente la primera de ellas: la de reinsertarse en la vida política del país.

Según el resultado de esta, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a participar en la lucha por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder.

Esto último vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo de un partido político para conseguir este objetivo.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, order
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, que pudieran explotarse, teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado peligrosamente y de previo iniciativas de este tipo que puedan surgir en los próximos años.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y  principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública, cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés de ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario, proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, pues adquiere un carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de variadas agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica, los cuales serían insumos importantes para reposicionarlo como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debería ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso y necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día a Zapote, por el momento ha preferido enfrentar solamente la primera de ellas: la de reinsertarse en la vida política del país, temeroso de correr el riesgo de someter de forma apresurada su apellido a una derrota electoral, como dice el refrán “El que no está preparado para perder, tampoco está preparado para ganar”.

Según el resultado de esta primera partida, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a participar en la lucha por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder.

Esto último vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo de un partido político para conseguir este objetivo.

Las recientes declaraciones del expresidente del PLN y la Asamblea Legislativa, approved
Francisco Antonio Pacheco en Diario Extra el pasado 2 de octubre, son contundentes: el “Código Electoral está lleno de errores”.

En esa nota señala Pacheco que como es frecuente en la Asamblea Legislativa “…la intención del Código Electoral al principio era totalmente diferente a lo que salió”.

Criterio compartido por los asesores que participaron en la elaboración de dicho código en la administración anterior, quienes en acta de la sesión nº 3 del 31/05/2011 de la Comisión Especial de Reformas Electorales y Partidos Políticos externaron que existió cierta urgencia mediática y política por dictaminar favorablemente esta normativa, situación que provocó:

a) Errores a nivel de técnica legislativa, al incorporar una serie de reglamentos, generando un código excesivamente reglamentista y rígido;

b) Malestar general que el actual código fue elaborado por técnicos y no por políticos, situación que tensa en ocasiones la relación entre la Asamblea Legislativa y el Tribunal Supremo de Elecciones y;

c) Un listado de temas pendientes sobre los cuales no existió ambiente para discutir, pero que se estima conveniente retomar en esta oportunidad.

Entre los principales temas pendientes e inquietudes importantes de retomar en esta ocasión, producto de lo citado con anterioridad y de los hallazgos obtenidos hasta la fecha por la comisión especial que investiga el financiamiento de prácticamente todos los partidos políticos, se encuentran:

  • Fortalecimiento del régimen sancionatorio, faltas y delitos electorales, con el fin de evitar que se infiltren recursos de la intimación de capitales, narcotráfico y el lavado de dinero en el financiamiento de los partidos políticos.
  • Mejora de controles o reglas claras, por parte de los partidos políticos para corroborar la solvencia de los contribuyentes en sus campañas, y para dirimir cuestionamientos éticos sobre la contratación de empresas familiares con financiamiento privado en este tipo de procesos.
  • Mecanismos utilizados por entes bancarios para otorgar los créditos al financiamiento de los partidos políticos, el papel u objetividad de las encuestas como instrumento de medición de riesgos, lo que ocasiona el malestar de algunas fuerzas políticas, las cuales reclaman estar sujetas a la “democracia de las encuestas”.
  • Ejecución parcial de la deuda política y el engorroso proceso de liquidaciones (definición de requisitos, garantías, utilización de los porcentajes no liquidados para educación política u otros fines, entre otros).
  • Conveniencia o no de continuar con el sistema de los certificados de cesión del derecho eventual a la contribución estatal como mecanismo de financiamiento de los partidos políticos, el cual el propio Presidente del Tribunal Supremo de Elecciones ha calificado de perversos y fungir como portillos para la injerencia foránea.

A prácticamente tres años de la promulgación del nuevo código electoral y tras la experiencia de dos procesos electorales bajo esta legislación (elecciones nacionales y municipales de 2010), conviene reflexionar sobre las reglas electorales actuales, con el fin de mejorar nuestro código electoral.

Es momento de someter nuestro actual código electoral bajo examen, de manera reposada y profunda. El debate de algunas de esta larga lista propuestas contribuirán al fortalecimiento de nuestra democracia, cuando esta registra el apoyo más bajo a la democracia en 16 años, según ha señalado el último estudio de opinión pública Latinobarómetro.

Publicado en La Extra el 01/11/2012. Ver aquí.

Publicado en La Extra el 22/10/2012. Ver aquí.

Publicado en La Extra el 09/10/2012. Ver aquí.

Publicado originalmente en el blog el 07/11/11.

Artículo actualizado y enriquecido con los comentarios de los lectores, buy information pills
el 23/10/12 a las 11:00pm

La situación actual del PAC es compleja, los cuestionamientos en el manejo de sus finanzas y los juicios éticos que puedan derivar de esta situación, golpean enormemente a este partido, ya que hasta la fecha este siempre había sido caracterizado por cumplir un rol generalmente de acusador y no el de acusado.

El PAC vive un convulso proceso de renovación tanto en sus liderazgos, como en lo ideológico, donde figuras de centro como Solís y Cañas defendidas por algunos, parecen que ya no encuentran cabida, agudizando la división existente en dos bandos visible sobre todo en su fracción legislativa.

La metamorfosis ideológica que atraviesa el partido desde hace unos meses atrás, cuando realizaron su primer congreso ideológico adoptando en su agenda el respaldo a una serie de temas polémicos como: Estado laico, fertilización in vitro, unión civil de personas del mismo sexo, entre otros. Parece cobrar factura, lo que ha obligado al propio fundador del partido a declarar que ‘El PAC no es el Frente Amplio’

La línea Ottonista ha sufrido de la mano de su líder un nuevo revés, que se suma al experimentado en la tramitación del plan fiscal y en la lucha por la jefatura en esta legislatura, que culminó inclusive en una denuncia de acoso laboral entre compañeros de la misma agrupación.

Hoy esta agrupación enfrenta una enorme disyuntiva: morir defendiendo los ideales con los que el partido fue creado, o convertirse en un partido igual a los que tanto critica. Esto en un momento sumamente peligroso, ya que se acerca una nueva contienda electoral y al dejar de lado sus rigurosos criterios éticos corren el riesgo de desdibujarse en su identidad ¿Para bien o para mal?

La nueva identidad que parece adquirir el PAC todavía no está clara, lo que lleva a muchos hablar de una crisis. Su viraje un poco más a la izquierda es una apuesta arriesgada y hasta cierto punto incierta, a un nicho electoral un poco más consistente en lo ideológico, pero que ha demostrado no ser muy numeroso en los últimos años.

Se vislumbra una nueva etapa dentro de este partido, al cortar la única cabeza de la Hydra de Lerna en que se había convertido el PAC, podrían brotar y esparcirse fértiles nuevas cabezas, que encaucen una irreconocible amalgama amorfa de origen gamonal, que hasta el momento no ha logrado trascender hacia un maduro o estable partido político.

Le corresponderá a los nuevos rostros que puedan surgir, apropiarse y transformar la marca electoral fundada por Solís, asumir un importante pero costoso proceso de cambio y renovación dentro de este partido, que probablemente los castigará en el nuevo proceso electoral que se avecina, pero que pudiera resultar positivo en el largo plazo, con el riesgo que en caso que no se sepa llevar, puede tornarse destructivo.

Según medio de prensa:

Visualizar todas las publicaciones en distintos medios de prensa escrita nacional, seek
según fecha de publicación.–> Total de publicaciones (61)

 

Calvo Sánchez, prostate
Daniel. Los bienes del Estado son sagrados. Diario Extra. (San José, ampoule C.R.), clinic 22 de marzo, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Candela y Fantasía. Diario Extra. (San José, C.R.), 4 de mayo, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Nuestra principal lucha es por la Democracia. Diario Extra. (San José, C.R.), 30 de julio, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Cuando las banderas que se ondean causan tristeza. Diario Extra. (San José, C.R.), 25 de septiembre, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Don Mario déjese ya de charlatanerías. Diario Extra. (San José, C.R.), 17 de diciembre, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. ¿Ingenuidad o Malicia?. Diario Extra. (San José, C.R.), 30 de marzo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Fratricidio Político. Diario Extra. (San José, C.R.), 11 de julio, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Reelección legislativa inmediata. Diario Extra. (San José, C.R.), 6 de junio, 2009.

Gutiérrez Carmona, Walter; Barrientos Solano, Rocío; Benavides Morales, Kattia; Reales Noboa, Edel; Calvo Sánchez, Daniel; Rodríguez Mena, Irene; Benavides González, Patricia; Rodríguez Araya, Francisco. La absurda exclusión de los politólogos. Diario Extra. (San José, C.R.), 13 de diciembre, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. Los peligros del voto preferente. Diario Extra. (San José, C.R.), 20 de diciembre, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel y Padilla Villanueva, Salvador. La privatización de la democracia. Diario Extra. (San José, C.R.), 26 de julio, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Democracia, arrogancia y derrotismo. Diario Extra. (San José, C.R.), 28 de agosto, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Democracia, arrogancia y derrotismo. Diario Extra. (San José, C.R.), 10 de setiembre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 9 de octubre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 22 de octubre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 1 de noviembre, 2012.

Calvo Sánchez, pills Daniel. Los bienes del Estado son sagrados. Diario Extra. (San José, C.R.), 22 de marzo, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Candela y Fantasía. Diario Extra. (San José, C.R.), 4 de mayo, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Nuestra principal lucha es por la Democracia. Diario Extra. (San José, C.R.), 30 de julio, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Cuando las banderas que se ondean causan tristeza. Diario Extra. (San José, C.R.), 25 de septiembre, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Don Mario déjese ya de charlatanerías. Diario Extra. (San José, C.R.), 17 de diciembre, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. ¿Ingenuidad o Malicia?. Diario Extra. (San José, C.R.), 30 de marzo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Fratricidio Político. Diario Extra. (San José, C.R.), 11 de julio, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Reelección legislativa inmediata. Diario Extra. (San José, C.R.), 6 de junio, 2009.

Gutiérrez Carmona, Walter; Barrientos Solano, Rocío; Benavides Morales, Kattia; Reales Noboa, Edel; Calvo Sánchez, Daniel; Rodríguez Mena, Irene; Benavides González, Patricia; Rodríguez Araya, Francisco. La absurda exclusión de los politólogos. Diario Extra. (San José, C.R.), 13 de diciembre, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. Los peligros del voto preferente. Diario Extra. (San José, C.R.), 20 de diciembre, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel y Padilla Villanueva, Salvador. La privatización de la democracia. Diario Extra. (San José, C.R.), 26 de julio, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Democracia, arrogancia y derrotismo. Diario Extra. (San José, C.R.), 28 de agosto, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Democracia, arrogancia y derrotismo. Diario Extra. (San José, C.R.), 10 de setiembre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 9 de octubre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 22 de octubre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 1 de noviembre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. La disyuntiva actual del PAC. Diario Extra. (San José, C.R.), 7 de noviembre, 2012.

Calvo Sánchez, viagra sale Daniel. Los bienes del Estado son sagrados. Diario Extra. (San José, salve
C.R.), order
22 de marzo, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Candela y Fantasía. Diario Extra. (San José, C.R.), 4 de mayo, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Costarricense o bolivariano. La Nación. (San José, C.R.), 28 de mayo, 2007.

Rojas Álvarez, Alfonso; Mora Salazar, Eric; Calvo Sánchez, Daniel; Vega Suárez, José Pablo; Coghi Bolaños, Melissa. Venciendo el miedo.La Nación. (San José, C.R.), 2 de junio, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Una nueva alternativa universitaria.Revista Digital “De la Mano con Usted”. Dirección de Admisibilidad y Atención Inmediata, Defensoría de los Habitantes de la República. Nº de ISSN: 1659-276X. 4ta Edición Bimensual, 10 de junio de 2007.

Rojas Álvarez, Alfonso; Calvo Sánchez, Daniel. Inconsciencia en la UCR . La Nación. (San José, C.R.), 25 de julio, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Nuestra principal lucha es por la Democracia. Diario Extra. (San José, C.R.), 30 de julio, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Sí a la democracia si conviene . La Nación. (San José, C.R.), 17 de septiembre, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Cuando las banderas que se ondean causan tristeza. Diario Extra. (San José, C.R.), 25 de septiembre, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Don Mario déjese ya de charlatanerías. Diario Extra. (San José, C.R.), 17 de diciembre, 2007.

Calvo Sánchez, Daniel. Ni de derecha ni de izquierda. La Nación. (San José, C.R.), 4 de enero, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Menosprecio de la Representación . La Nación. (San José, C.R.), 17 de enero, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Matices demográficas del voto. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 4 de febrero, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Oposición y Construcción. La Nación. (San José, C.R.), 9 de febrero, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. La Costa Rica del 2030. La Republica. (San José, C.R.), 15 de febrero, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Igualdad sí, igualitarismo no. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 26 de febrero, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. La Costa Rica del 2030. La Republica. (San José, C.R.), 27 de marzo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. ¿Ingenuidad o Malicia?. Diario Extra. (San José, C.R.), 30 de marzo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. E-Política, voto joven y abstencionismo. La Republica. (San José, C.R.), 31 de marzo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. La campaña política ha comenzado. La Republica. (San José, C.R.), 14 de mayo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. El daño esta hecho. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 14 de mayo, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. El arte de negociar. La Nación. (San José, C.R.), 5 de junio, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Fratricidio Político. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 9 de julio, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Fratricidio Político. Diario Extra. (San José, C.R.), 11 de julio, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Gobierno Digital Municipal. La Republica. (San José, C.R.), 2 de setiembre, 2008.

Rojas Álvarez, Alfonso; Calvo Sánchez, Daniel. Retórica y estrategia del voto. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 4 de setiembre, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. El resurgimiento de John McCain. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 18 de setiembre, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Partidos Políticos 2.0 ¿En Costa Rica?. La Republica. (San José, C.R.), 16 de octubre, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Sindicalismo de hoy. La Nación. (San José, C.R.), 7 de noviembre, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. Mundo de quimeras.. La Nación. (San José, C.R.), 25 de diciembre, 2008.

Calvo Sánchez, Daniel. El circense control político. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 7 de marzo, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. La calidad de la educación de la UCR. La Nación. (San José, C.R.), 21 de abril, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. Responsabilidad presupuestaria. La Nación. (San José, C.R.), 28 de mayo, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. Reelección legislativa inmediata. Diario Extra. (San José, C.R.), 6 de junio, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. Matemática electoral. La Nación. (San José, C.R.), 19 de junio, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. Hipocresía patriótica. La Nación. (San José, C.R.), 21 de agosto, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. Las lecciones de Maquiavelo y Savater.. La Republica. (San José, C.R.), 7 de noviembre, 2009.

Calvo Sánchez, Daniel. Candidato, partido y programa. La Nación. (San José, C.R.), 14 de enero, 2010.

Calvo Sánchez, Daniel. Lecciones del proceso electoral. La Nación. (San José, C.R.), 28 de Febrero, 2010.

Calvo Sánchez, Daniel. Una nueva dinámica legislativa. La Nación. (San José, C.R.), 8 de Abril, 2010.

Calvo Sánchez, Daniel. Las lecciones de Maquiavelo y Savater. La Nación. (San José, C.R.), 7 de Agosto, 2010.

Calvo Sánchez, Daniel. ¿Recesión democrática?. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 30 de Setiembre, 2010.

Calvo Sánchez, Daniel. El país que se durmió siendo el más feliz del mundo. La Nación. (San José, C.R.), 7 de Diciembre, 2010.

Calvo Sánchez, Daniel. El inminente peligro del autoritarismo.. La Nación. (San José, C.R.), 28 de Febrero, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. El jacobino tropical.. La Nación. (San José, C.R.), 25 de Marzo, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. La exmujer del César. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 10 de mayo, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. La mala educación política.. La Nación. (San José, C.R.), 15 de Mayo, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel.¿Hacia dónde se dirige la Alianza?. La Nación. (San José, C.R.), 12 de Noviembre, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. Indignados:Juventud Sin Futuro. Revista Poder Político de Costa Rica. Agosto-Setiembre 2011. Edición 33. Año 2. Páginas 36 y 37.

Gutiérrez Carmona, Walter; Barrientos Solano, Rocío; Benavides Morales, Kattia; Reales Noboa, Edel; Calvo Sánchez, Daniel; Rodríguez Mena, Irene; Benavides González, Patricia; Rodríguez Araya, Francisco. La absurda exclusión de los politólogos. Diario Extra. (San José, C.R.), 13 de diciembre, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel. Los peligros del voto preferente. Diario Extra. (San José, C.R.), 20 de diciembre, 2011.

Calvo Sánchez, Daniel.Predicciones para el primero de mayo. La Nación. (San José, C.R.), 20 de Enero, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel.Una lectura distinta. La Nación. (San José, C.R.), 22 de Febrero, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Abandonar el barco. El Financiero, (San José, C.R.). Edición 869 del 21 al 28 de mayo de 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Una alianza imposible. La Prensa Libre. (San José, C.R.), 22 de mayo, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Bienvenida la competencia. El Financiero, (San José, C.R.). Edición 877 del 16 al 23 de julio de 2012.

Calvo Sánchez, Daniel y Padilla Villanueva, Salvador. La privatización de la democracia. Diario Extra. (San José, C.R.), 26 de julio, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Democracia, arrogancia y derrotismo. Diario Extra. (San José, C.R.), 28 de agosto, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. En defensa de la deuda política. La Republica. (San José, C.R.), 31 de agosto, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Democracia, arrogancia y derrotismo. Diario Extra. (San José, C.R.), 10 de setiembre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 9 de octubre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 22 de octubre, 2012.

Calvo Sánchez, Daniel. Reformas electorales a examen. Diario Extra. (San José, C.R.), 1 de noviembre, 2012.

Daniel Calvo Sánchez / Politólogo / info@danielcalvo.com

Marco Aurelio Salazar Rojas / Ingeniero / marcoaurelio.salazar@gmail.com

La declinación de las aspiraciones de Figueres aunque ha dejado un sinsabor de boca en algunos costarricenses esperanzados con la presentación de una eventual precandidatura de su parte, order
arroja una serie de elementos que deben valorarse a la luz de este nuevo contexto.

Hay importantes extractos a lo interno del discurso sostenido por el ex presidente desde su regreso al país, there
que pudieran explotarse
, more about
teniendo en cuenta que quizás la principal tarea que encontró a su llegada, fue limpiar su imagen ante la opinión pública para reposicionarla nuevamente ante los costarricenses, como una marca creíble con un interés honesto de servirle a la patria y no de servirse.

Aunque parezca increíble, la renuncia de sus aspiraciones por ingresar nuevamente en el arena política de manera directa, legitiman enormemente su planteamiento de construcción de una III República denominado “Vía Costarricense”, esfuerzo que ahora se visualiza sincero y no simplemente como la cortina de humo que escondía un plan de gobierno para las próximas elecciones, lo cual podría haber peligrosamente prostituido o deshonrado peligrosamente y de previo iniciativas de este tipo que puedan surgir en los próximos años.

El ex mandatario Figueres cumplió con su palabra, de que no tenía interés en aspirar a la Presidencia de la República sino en transformar el país, aseveración reforzada por Araya y  principalmente por Rodrigo Arias ante la opinión pública, cuando se les consultaba sobre una eventual participación de Figueres en esta precampaña y distorsionada solo por el interés de ciertas personas, que tenían la esperanza de que él presentará su nombre como precandidato.

Así, al mantenerse al margen de este proceso y su propuesta ser un esfuerzo multipartidario, proveniente de un ex presidente, adquiere un mayor grado de potabilidad, al ser de carácter público y no privado, que podría ser respaldado por cualquiera que resulte ganador de la candidatura del PLN u otra fuerza política.

La “Vía Costarricense” debe ser únicamente una plataforma política — no electoral —, en su mejor sentido, utilizada como estrategia que sirva a Figueres para reinsertarse de nuevo en la vida política del país, permitiéndole acercarse en un primer movimiento a las bases del partido y gente de variadas agrupaciones, que en otra época hubiera sido impensable que podría hacer yunta con alguna figura del PLN como Manuel Mora (hijo).

Las propuestas que deriven de esta iniciativa, deben ser una combinación de defensa de la tradición ideológica del PLN — que hoy hasta los sectores más progresistas asumen como propia — y de un proyecto país que logré unir grupos que normalmente estarían en mesas separadas, pensando en el futuro de Costa Rica, los cuales serían insumos importantes para reposicionarlo como un candidato a considerar nuevamente en la lucha por la Presidencia de la República, del que debería ser el primer gobierno de coalición, un hecho novedoso y necesario para devolverle gobernabilidad al país y que le brinde una legitimidad suprapartido, indispensable para llevar a cabo las grandes transformaciones, que deben mercadearse como un sueño o aspiración para fundar una III República, para así promocionarse como un estadista que lo ubique por encima de otros políticos del momento.

Figueres siempre tuvo claro que debía de jugar varias partidas de ajedrez simultáneas si aspira regresar un día a Zapote, por el momento ha preferido enfrentar solamente la primera de ellas: la de reinsertarse en la vida política del país, temeroso de correr el riesgo de someter de forma apresurada su apellido a una derrota electoral, como dice el refrán “El que no está preparado para perder, tampoco está preparado para ganar”.

Según el resultado de esta primera partida, el cual requiere de un plazo mayor al querido por algunos de sus seguidores, valorará si se atreve a participar en la lucha por la Presidencia de la República, corriendo el riesgo que pueda ser demasiado tarde a pesar de su juventud, debido al desgaste que el PLN puede acarrear de continuar en el poder.

Esto último vuelve aún más necesario seguir trabajando en un alero mayor de varios y no solo de un partido político para conseguir este objetivo.

El capítulo V del XVIII Informe del Estado de la Nación denominado “Fortalecimiento de la democracia”, health
señala importantes indicadores en materia legislativa que no deberían de perder de vista quienes toman las decisiones dentro de la Asamblea Legislativa, Sildenafil
centro neurálgico de la democracia costarricense.

Entre los principales indicadores a reseñar se encuentra:

La poca aprobación de legislación sustantiva. Entendida como aquella que tiene impacto directo sobre el desarrollo humano del país, y acuerdos internacionales que, por su alcance, influyen sobre la política doméstica en asuntos también relacionados con el desarrollo humano, tales como derechos humanos, legislación fiscal, conservación ambiental, entre otros.

Este informe señala que tan solo un tercio de la legislación aprobada en la legislatura 2011-12, contiene aspectos sustantivos para el desarrollo humano del país —apenas 33 leyes de un total de 93 aprobadas en esa legislatura—, quedando por fuera lo que en la jerga legislativa se conoce como “agenda chayote”, concerniente principalmente a proyectos como: autorizaciones, donaciones, segregaciones, exenciones, declaraciones y benemeritazgos.

La legislación se distancia de temas destacados por la opinión pública. En la legislatura anterior (2011-12), existió un desfase del 86% entre la demanda legislativa, es decir, los temas que personas expertas y principales forjadores se opinión identifican como prioritarios, frente a la oferta legislativa aprobada, donde prácticamente casi nueve de cada diez leyes sobre temas considerados prioritarios no fue aprobada.

Los acuerdos legislativos requirieron más tiempo. El XVIII Informe del Estado de la Nación señala la legislatura 2011-12 como aquella en la que resultó más lento la aprobación de iniciativas de las segundas legislaturas de las últimas seis administraciones, tanto en lo que concierne a totalidad de leyes aprobadas en promedio (28,2 meses), como al subgrupo de legislación sustantiva (35,7 meses).

Resultado de lo anterior se privilegia el acuerdo sobre iniciativas presentadas en años anteriores. Ejemplo: De las 93 leyes sancionadas en la legislatura anterior, más de la mitad, un 55% fue presentada en la administración Arias Sánchez, un 4% en la administración Pacheco de la Espriella 4% y un 41 % en la actual administración.

La ampliación de la promesa democrática sin sustento económico. Quizás el más importante de todos, donde se define la promesa democrática como “la práctica de aprobar leyes que amplían las competencias del Estado, por la vía del reconocimiento de derechos ciudadanos o la asignación de nuevas obligaciones al aparato institucional, sin proveer los recursos necesarios para cumplir con esos mandatos”.

Según indica el XVIII Informe del Estado de la Nación al examinar las leyes que resultaron en promesa democrática durante las segundas legislaturas de las últimas seis administraciones, se observa que en promedio, el 55% careció de fuentes de financiamiento, siendo la legislatura 2011-12 la menos cuidadosa en este sentido, pues el 68% de la legislación que concedió derechos y amplió las competencias del Estado no asignó recursos para su cumplimiento.

Lo anterior tiene como resultado un Estado cada vez más expuesto a la crítica y al descontento ciudadano, por su incapacidad de cumplir adecuadamente los nuevos mandatos, lo cual se ve reflejado en datos de este mismo informe donde se señalan que solo un 56% de los costarricenses apoya el actual sistema político, alcanzando su punto más bajo desde el año de 1978.

Posibles soluciones a estos problemas:

  1. Brindar la potestad a los concejos municipales para que puedan aprobar legislación concerniente a temas como autorizaciones, donaciones y segregaciones de terrenos de su municipio e inclusive la de fijar sus propios tributos. Esto permitiría a la Asamblea Legislativa concentrarse en la aprobación de normativa sustancial.

  2. Modificar los periodos de sesiones ordinarias y extraordinarias de la Asamblea Legislativa, para que al inicio de un nuevo periodo constitucional el Presidente de la República pueda contar desde el primero de mayo con un periodo de sesiones extraordinarias, donde la iniciativa de ley este a su cargo, para presentar desde un inicio proyectos claves de su administración y marcar de forma clara sus prioridades de gobierno.

  3. Establecer plazos de votación para los proyectos de ley y disminuir los tiempos en el uso de la palabra de los señores diputados, para así poder aprobar con sentido de oportunidad la legislación que requiere el país. Existen varias iniciativas en la corriente legislativa que tienen esto como objetivo entre ellas, el expediente 18141.

  4. Instaurar la sana práctica legislativa, existente en otras latitudes, para que mediante una reforma parcial al reglamento legislativo, se establezca que todo proyecto de ley debe determinar previamente el cálculo de gastos requeridos para llevar a buen término lo propuesto. Una iniciativa de este tipo fue presentada en 2008 por el ex legislador Fernando Sánchez (Expediente 17068), pero lamentablemente fue desechada en 2010.

Estas soluciones deberían al menos discutirse en la Asamblea Legislativa, ya que podrían mejorar enormemente los anteriores indicadores y de paso contribuir a mejorar la imagen del primer Poder de la República  ante la opinión pública,  que lo señala como una de las instituciones que menor confianza inspira en los costarricenses.

Publicado en La Extra el 20/11/2012. Ver aquí.

Facebook Comments
Compartir esta publicación:

2 Responses to “La Asamblea Legislativa a la luz del XVIII Informe del Estado de la Nación.”

  1. Terox

    Diay, son buenas ideas, el problema es siquiera llegar a un acuerdo para discutirlas seriamente… como que no hay voluntad de la más mínima negociación… es un círculo vicioso, no funciona bien, porque hay que ajustar cosas, pero no se pueden ajustar precisamente porque no funciona bien…

  2. Daniel Calvo

    Terox

    Tristemente debo coincidir con vos, dudo de que algún día puedan llegar a ser tan solo discutidas con seriedad los puntos 3) y 4) que son reformas al reglamento interno de la Asamblea Legislativa, ni que decir de las propuestas 1) y 2) que se trata de reformas constitucionales, lo que torna todavía más difícil su tramitación

    Pero creo que al menos es importante señalar estos temas en medios alternativos o escritos tradicionales, es increíble que inclusive alguna de estas propuestas ya han sido presentadas y rechazadas por los propios diputados, lo que indica claramente que no hay voluntad ni interés en resolver esta situación.

    De modo que podría hasta agregar una solución más para combatir los indicadores de poca aprobación de legislatura sustantiva y de distanciamiento entre los temas destacados por la opinión pública y los finalmente aprobados:

    5) Crear una instancia de admisibilidad para los proyectos de ley, donde sea el plenario quien apruebe o impruebe la admisión de las iniciativas de ley presentadas a la corriente, definiendo desde ese momento que temas quieren discutir y obligando a los diputados que tengan interés que se admita uno de sus proyectos,  a realizar un lobby previo que podría servir en la búsqueda de consensos posteriores. La presión mediatica seria fuertisima sobre los diputados.

     

     

     

  Posts

1 2 3 19
Mayo 6th, 2018

Las lecciones del premio Claudia Poll.

El aluvión de críticas externadas en los últimos días por parte de algunos medios de prensa, en redes sociales prácticamente […]

Octubre 27th, 2017

A 100 días de las elecciones.

Restan tan solo 100 días para la celebración de las elecciones presidenciales y legislativas de 2018, las cuales se celebrarán […]

Agosto 27th, 2017

Desperdiciar el tiempo y el capital político.

El reciente anuncio por parte del presidente de la República, Luis Guillermo Solís, sobre una serie de medidas para solventar […]

Agosto 24th, 2017

La imagen del Presidente vs. la imagen del Gobierno.

A menos de dos meses de la convocatoria oficial a las elecciones nacionales de 2018, el Centro de Investigación y […]

Mayo 15th, 2016

¿Cuánto tiempo efectivo realmente tiene un gobierno?

La administración Solís Rivera recién ha superado la mitad de su gestión y ya algunos han hablado, prematuramente, de que […]

Febrero 14th, 2016

¿Qué nos enseñaron las elecciones municipales?

Las elecciones municipales del pasado 7 de febrero han arrojado una serie de datos que es importante tener presente para […]

Febrero 8th, 2016

Análisis Elecciones Municipales 2016.

Por: Daniel Calvo Sánchez / Politólogo. Datos actualizados al 14/02/2016 a las 20h.  EL ABSTENCIONISMO. (2002: 77,2%; 2006: 76,2%; 2010:72,12%; […]

Agosto 30th, 2015

La responsabilidad de nuestros actos.

Es cierto que la pérdida de competitividad que hoy afecta al país no se le puede achacar solamente a este […]

Agosto 24th, 2015

Reflexión sobre el PLN

Lo dije hace unos meses y hoy luego de ver ese ultraconservador artículo de Fernando Zamora en La Nación (que […]

Julio 6th, 2015

País se enrumba al limbo político

Los politólogos Daniel Calvo y Gustavo Araya coinciden en que ahora el país va en dirección al desacuerdo político, a […]